Por: Evelin Barrios Flórez.

Continuando con las historias de padres guajiros, hoy le presentamos a Jorge Jesús Sprockel Mendoza de 73 años de edad, un economista de profesión, periodista y escritor por vocación. Casado con Cleotilde de Sprockel con quien ya cumplirá 50 años de unión y con la cual tuvo 4 hijos y 15 nietos producto de una relación firme y amorosa.

Un hombre temeroso de Dios y respetuoso de los mandamientos como buen católico, así se define con orgullo y padre Jorge, Zuleica, Jazmín y Diana Sprockel, dedicados a diferentes profesiones, arquitectura, leyes, diseño de modas y sicología, pero bajo una misma línea, la honestidad, legado que Sprockel asegura heredó de su padre.

-Publicidad-

Desde que nació su primer hijo, siempre tuvo claro que su meta sería trabajar arduamente para sacar su familia adelante por eso se siente agradecido de las diferentes funciones que ha desempeñado como periodista, economista, docente, administrador, escritor entre otras que han sido durante toda su vida el sustento económico para convertir a sus hijos en profesionales.

La calma, la amabilidad, la responsabilidad y la equidad que lo caracterizan fueron herramientas que usó para la crianza de sus hijos, entregándole a cada uno todo por igual para que jamás hubiese rivalidad entre ellos, acciones que aún continua ejerciendo con sus nietos quienes al llegar a su hogar afirma son recibidos con la mismas muestras de alegría y afecto porque son ellos los que con sus travesuras hoy les roban las mejores sonrisas.

Jorge, fue el menor de 11 hermanos, y desde sus estudios en el bachillerato mostró gran vocación por el periodismo y la literatura, dones que le permitieron ser el director del periódico de su escuela, publicar más de tres libros y actualmente estar a punto de lanzar uno nuevo titulado ‘Crónicas y Cuentos de Mi Entorno’ el cual recoge los recuerdos de la Riohacha de ayer.

Por eso, este economista de profesión, pero escritor por vocación afirma “para ser un escritor de marfil, es decir, un escritor profesional hay que vivir 100 años de soledad y solo Gabo pudo llegar a conseguirlo”.

Finalmente a las nuevas generaciones les deja un mensaje que para lograr éxito en cualquier relación sea amorosa o social, hay que practicar el perdón y la tolerancia, cualidades que han sido la fortaleza de su matrimonio durante estos años.

-Publicidad-
Cargando...