Aspecto de la entrega de los avances del programa Sail en corregimientos de Manaure y Riohacha.

Luego de cuatro años de trabajo entre el municipio de Manaure y el Distrito de Riohacha, La fundación Baylor Colombia de la mano con Chevron Petroleum Company, entregaron informe de gestión del programa Salud y Autosuficiencia Indígena en La Guajira, Sail.

Este programo llegó a La Guajira en el 2013 con el objetivo de ofrecer ayuda integral que permita la erradicación de la morbilidad materno infantil causada por diversos factores en la población indígena Wayúu, la cual ha logrado avanzar en nuevas prácticas en el cuidado de la salud.

Durante el evento estuvieron presente José Palacio Castaño, asesor de Desarrollo de Nuevos Negocios de Chevron Petroleum Company, Michael Mizwa, vicepresidente de Baylor Internacional Pediatrics AIDS Initiative, Peter Hotez, director del Centro de Desarrollo de vacunas del Texas Children´s Hospital y Ana María Galvis, directora ejecutiva de Baylor en Colombia.

-Publicidad-

Para Ana María Galvis, los resultados logrados hasta ahora han sido de gran avance para la población de las comunidades indígenas intervenidas, las cuales se han capacitado en diversas áreas de atención básica primaria, fusionando sus usos y costumbres con la medicina oriental, permitiendo un mayor interés hacia la calidad de vida, que empieza por el buen estado de la salud.

“Durante este tiempo hemos tratado de fomentar el potencial de las comunidades indígenas para solucionar sus propias necesidades de salud, por eso nos dedicamos a formar a los líderes comunitarios, que nos ayudan a ser los ojos en el territorio para el sistema de salud”, indicó Galvis.

A la vez que explicó que durante cuatro años un grupo de profesionales de la salud han estado inmerso en las comunidades de los corregimientos de Mayapo, El Pájaro y Aremasain, al igual que en los hospitales Armando Pabón López, de Manaure y Nuestra Señora de los Remedios, de Riohacha.

Resaltó que la finalidad es entregar resultados óptimos a través de las estrategias aplicadas, al sistema de salud nacional para que intervengan de manera asertiva y den continuidad al programa en las comunidades indígenas vulnerables.

Las ayudas brindadas han girado en torno a la calidad de vida, en cuanto cuidados prenatales y en los primeros dos años de vida del niño; al igual que entrenamientos en seguridad alimenticia y promoción de la salud de manera integral.

Por lo que agradeció el apoyo brindado por la Chevron y demás aportantes que han hecho esto posible, también agradeció a las entidades locales de salud, al Icbf y viceministerio de salud por el apoyo en cuanto al capital humano.

Para Michael Mizwa, como represéntate de la BIPAI, manifestó su agrado al ver las ayudas que a través del programa SAIL se ha llevado a una parte de la población Wayúu, comprometiéndose a continuar brindo el apoyo.

Por su lado José Palacio Castaño, asesor de Desarrollo de Nuevos Negocios de Chevron Petroleum Company, manifestó el orgullos que representa para la empresa impulsar estos proyectos que traen como garantía bienestar a niños y madres gestantes, “proyectos como estos son los que necesita el departamento, para que siga creciendo y las próximas generaciones sigan adelante, la invitación es que estas alianzas entre fundaciones y empresas privadas se sumen a este proyecto para que no solo abarque un sector sino todo el departamento”.

Todos concluyeron en que el compromiso es de continuar con el objetivo para alcanzar la mayor consolidación de las estrategias aplicadas y los resultados positivos que arrojen las investigaciones que vienen desarrollando.

-Publicidad-