Consumidores y propios del lugar prefieren esta nueva ubicación de vendedores.

Por: Neder Andrés Yoly Bermúdez.

Durante la reunión para la socialización de los acuerdos hechos, los trabajadores de los kioscos de la Avenida de Los Estudiantes en Riohacha, se muestran descontentos por el poco espacio que se le dio a cada uno y la falta de algunas promesas hechas.

A tan solo mes y medio de haberse entregado de parte del alcalde, Fabio Velázquez en comodato los kioscos, para liberar el espacio público que estaba siendo tomado por los vendedores ambulantes.

-Publicidad-

El Distrito incluyó en los planes reforzar y reubicar los negocios que se habían establecido a las afueras del hospital Nuestra Señora de los Remedios.

Nairobys Bueno.

“Eso que tienen ahí es de ustedes, es compromiso de ustedes, se debe cumplir la ley si ustedes se reubican. Deben darles las garantías y ahí no debe haber nada puesto. La idea es ponerle nivel y que se vea bonito” puntualizó, Nairobys Bueno, directora de cooperación empresarial nacional e internacional.

La funcionaria le recalcó a los vendedores que ese espacio se lo ha entregado el Distrito para que lo cuiden y cada quien es responsable de su propia imagen, “el marketing es de ustedes, si lo mantienen bien organizado”, aseguró.

Al finalizar el tiempo de Gobierno del exalcalde Rafael Ricardo Ceballos Sierra, no se realizó la entrega de los kioscos que serían para los trabajadores informales de alrededor. Esta problemática mantiene a los vendedores en una incertidumbre constante puesto que no han sido claros con los benéficos o pasos que deben seguir para hacerse partícipe de estos si es que existen.

“Somos beneficiarios porque tenemos cierto tiempo de estar trabajando en esta zona. Nos sacaron de acá durante tres años, donde nos presentaron una figura muy diferente a la entregada, no son aptos y muy pequeños para nuestro trabajo”, expresó Dairo Arcia, tesorero de Asokiosco del Sabor.

Por otro lado, la representante legal de dicha Asociación, Karol Quintana, argumenta que “a mí no me organizó la alcaldía, yo misma organicé, por el bienestar mío y el de mis clientes”.

Plazoleta de comida sobre Avenida de los Estudiantes fue la solución para el espacio público.

También manifiesta Quintana que “esto debe estar organizado sin anafes, ni sillas afuera, porque esto nos lo dieron para respetar el espacio público, no para irrespetarlo”.

Por su parte Katherin Pérez, usuario del lugar, señaló: “el desorden es notorio, si bien es cierto que se les entregó a cada persona de estas un local en donde puedan trabajar, claramente si lo ven, no está bien pensado como una plazoleta, porque es que hicieron bancas de un lado y locales al otro lado y se supone es una plazoleta de comida”.

-Publicidad-