Leonor Viloria González, cuando se dirigía a los presentes en la audiencia pública organizada por la Procuraduría General de la Nación.

Otra situación que se conoció a fondo, es la crisis territorial que tiene Riohacha, que a medida que va creciendo, va sacando a los nativos de la etnia Wayúu de su territorio.

“Es una problemática territorial que se ha agudizado por el actual crecimiento poblacional de la ciudad”, así lo manifestó Leonor Viloria González, Líder comunitaria de la etnia, que pondría en riesgo a la integridad, la autonomía, el derecho propio de sus usos y costumbres tradicionales, factores que están en peligro de extinción por causas estatales.

Viloria González encabezó en nombre de toda la comunidad,  un reconocimiento público al Procurador Agrario y Ambiental, quien a pesar de la apatía y el silencio cómplice del Estado, siempre estuvo acompañando a 286 comunidades Wayúu, para un total de 30 mil personas.

-Publicidad-

“Señor Procurador la problemática de la integridad territorial en el Distrito necesita atención urgente, porque si no tenemos territorio,  ¿Para qué autonomía, para qué consulta previa, para qué derecho a la comunicación?”, replicó Leonor, refiriéndose a su preocupación a la pérdida del respeto de su cultura ante el procurador.

Los nativos recibieron la orden de su líder para desocupar el recinto en el Centro Cultural de La Guajira y eso fue de inmediato.

Asimismo, Leonor Viloria aclaró que la crisis territorial no se debe a conflictos entre comunidad Wayúu y alijunas, sino que tiene que ver con las decisiones de los funcionarios que administran el Departamento.

Jailer Sánchez Uriana.

Por otro lado, en el mismo auditorio se presentó un hecho desagradable ya que los indígenas querían participar y no querían incluirlo en la lista de las intervenciones. Una voz sonante hizo que los nativos desocuparan el auditorio. De inmediato, alguien dio una contraorden, cuenta que la reculada fue del Procurador Fernando Carrillo Flórez, haciendo regresar a los nativos al recinto.

En diálogo con Jailer Sánchez Uriana, indígena Wayúu, indicó su incomodidad porque su gente no iba ser tenida en cuenta, “nos levantamos de la reunión porque no nos vimos representados con nuestros líderes comunitarios, ya que pedimos nuestro espacio y nos dijeron que no, entonces preferimos irnos de este lugar.

Después nos llamaron a que nos regresáramos a nuestros asientos porque sí nos tomarían en cuenta para exponer nuestras necesidades principales como comunidad Wayúu”.

-Publicidad-