Los colectivos tienen ciertas rutas, las mismas que dejaron las busetas que con el tiempo fueron pasando de moda.

Por: Neder Andrés Yoly Bermúdez.

La ciudad ha experimentado una serie de cambios especialmente en los últimos quince años, como hasta el año 2000 o 2001 que habían buses prestadores de servicio. Sin embargo, la informalidad apareció por falta de oportunidades y de una política pública que permitiera la organización del transporte a corto, largo y mediano plazo.

Facilitar la movilidad en este departamento que vive del flujo comercial y turístico resulta importante para garantizar la satisfacción de una buena estadía en el lugar.

-Publicidad-

Riohacha en estos momentos se regocija en el título de Distrito Turístico y Cultural. Sin embargo, las características propias que debe tener no son las óptimas para tener dicha mención.

La falta de un transporte urbano en orden tiene desubicados no solo a turistas y visitantes, también a algunos propios. Cuando llegan o andan por la ciudad y no es posible coger un taxi, los colectivos y las mototaxis son la opción después de preguntar cómo hacer.

El transporte en mototaxis funciona en los barrios y con restricción sólo se les permite llegar hasta la calle 12.

“Es una sensación bastante extraña al llegar a la ciudad y no encontrarse con un transporte público de forma segura que garantice una ruta a la cual puedas acceder de manera fácil y para llegar a los puntos necesarios de la ciudad” expresó, Adalberto Martínez, visitante oriundo de la ciudad de Barranquilla.

El transporte público funcionaba eficientemente en la ciudad. Actualmente, las únicas en función tan solo son un par de busetas cubriendo algunas rutas pero no desfallecen y parecen permanecer a la espera de un cambio. La inestabilidad administrativa afrontadas desde periodos anteriores en el Distrito han llevado a que todo se acumule y en ese orden se tarden las soluciones.

“Aquí hacen falta busetas, porque hay personas que vienen de otro lado y no saben cómo agarrar un colectivo. Pienso que se podrían reemplazar los colectivos por busetas si nos reubican, si nos garantiza el trabajo.” recalcó, Joel Álvarez, conductor de colectivo.

Según el P.O.T Riohacha, aprobado mediante el Acuerdo Municipal N° 03 de febrero del 2002, la población no supera los 150.000 habitantes en el caso urbano, pero luego de una proyección realizada por el DANE, creció significativamente, superando casi el cincuenta por ciento de sus residentes. Actualmente somos alrededor de 250.000 personas en la urbe.

“Hay un problema y es el tema de la generación de ingresos. Casi todo mundo ha querido solucionar el problema de sostenimiento económico a través  de un vehículo y hoy también desde hace algunos diez años que apareció el mototaxismo”. Afirmó, Luis Pablo De Armas, director del Instituto de Tránsito, Transporte y Movilidad Distrital.

Luis Pablo De Armas.

El Funcionario aclaró que sobre estos temas la ingobernabilidad tiene mucho que ver “la falta de un sector empresarial fuerte para mejorar en tema de empleabilidad y agregado a la falta de una política sostenible desde el Distrito, encuentra uno que es el caldo para generar informalidad” aseguró.

“La verdad es que hacen falta los buses, eran de gran ayuda para los barrios más lejanos y se movían por varios puntos de la ciudad. A veces los colectivos, taxis o mototaxis no se meten hasta donde uno necesita. Sin embargo, los medios de transporte alternativo han sido una buena solución”, manifestó, Rosa Carracedo, residente de Riohacha.

A pesar de todo, el crecimiento notable no ha ido de la mano con la exigencia que merece, pues la adecuada planificación va a un ritmo distinto desde la calidad y cantidad de las necesidades crecientes en cuanto a servicios públicos respecta.

-Publicidad-
Cargando...