Líderes de diferentes organizaciones afro de Riohacha se reunieron para apelar con medida cautelar el Decreto que los desconoce de sus tierras.

Por Jefry Machado González.

Con cierto sentimiento de indignación, la comunidad afrodescendientes de Riohacha se reunió en mesa de trabajo para debatir lo formulado en el Decreto pronunciado por el Gobierno Nacional en días pasados, medida que pretende implementar el actual presidente antes de la entrega de su cargo el próximo martes 7 de agosto.

Henry Redondo, miembro de la comunidad negra y disgustada por el Decreto dijo: “La línea negra es la conversación de los pueblos ancestrales, sin embargo, se está ignorando a la comunidad afrodescendientes. No se puede efectuar una tutela, yo creo que lo mejor es hacer un pronunciamiento fuerte al Gobierno Nacional. El Decreto debe considerar el tema de interculturalidad porque los negros también hacen  parte de la comunidad”.

-Publicidad-

El Decreto emitido por el Ministerio de Interior redefine el territorio ancestral de los pueblos Arhuacos, Kogui y Kankuamos de la Sierra Nevada de Santa Marta y los califica como los principales y únicos habitantes de estas tierras, por lo que la comunidad de la raza negra se sintió desplazada ante esta promulgación.

“Un negro sin territorio, es toda una comunidad que no funciona y es una verdad de la que no se puede escapar nadie”, fueron las frases que más resonaban en el auditorio del Centro Cultural de Riohacha.

“Calificamos como maltrato los hechos como el desplazamiento, la discriminación y el señalamiento por nuestro color de piel. Vivimos en una agonía permanente y tenemos derechos que debemos perseguir”, expresó Mercedes Cristancho.

“Esa zona que reclaman los indígenas, muy bien se lo podríamos dar pero si no afectara a una comunidad numerosa de negros. Porque nuestros ancestros han posesionado esas tierras fértiles, cercanas a la Sierra Nevada, más que la pesca, vivimos de la agricultura de las zonas rurales de Riohacha y Dibulla”, indicó Doris Cabeza, periodista y miembro de la Asociación Aguanilé.

De darse por cumplido esta resolución, el choque entre indígenas y negros se podría dar y es algo que se debe evitar. Se presume que el Ministro de Interior tendría la urgencia de firmar el decreto y de inmediato el equipo de líderes armó una mesa de trabajo para elaborar un documento para apelar con una tutela colectiva con medidas cautelares, en la que también se insta a la consulta previa para la elaboración de decretos.

Cesar Valencia Villamizar, Procurador Agrario de La Guajira, asistió a la jornada y mostró sus disposición en prestar su colaboración para hacerle llegar en los próximos días al Procurador General de la Nación el documento que elaborarán los afectados.

-Publicidad-
Cargando...