Las trabajadoras sociales Wayúu, siempre esperan en la recepciones al cliente con una sonrisa.

Cada detalle se toma en cuenta cuando se trata de cuidar la imagen corporativa de una institución, pero cuando se conserva la esencia de los usos y costumbres de una comunidad indígena, estos personajes  se sentirán a gusto con cada atención brindada, tal es el caso de la Ipsi Ainmajaa Wayúu en Riohacha.

Juana Cordero Moscote

La  Ipsi busca mostrar una estampa étnica desde todos los puntos de vista, es por ello que se han hecho las adecuaciones con la finalidad de crear identidad cultural y se han implementado estrategias como la vinculación de personal hablante del Wayunaiki para romper con toda barrera de comunicación que existe hoy en día en los sistemas de salud.

Juana Cordero Moscote, gerente del centro asistencial, indicó que tratan en lo posible que el Wayúu pueda sentirse en confianza, porque mínimamente es entendido, logrando que ellos puedan sentir esa identidad cultural con la institución.

-Publicidad-

“Hemos instaurado estrategias como la vestimenta tradicional en nuestro personal y la adecuación de una oficina exclusiva para la atención de indígenas Wayúu, en caso de que traigan quejas, solicitudes o canalización de cualquier inquietud, para ellos tenemos a tres personas de la etnia Wayúu capacitadas para atender esta área y ofrecer información de primera mano”, explicó Cordero Moscote.

Una atención humanizada y con equipos de última tecnología, son atendidos los wayúu en la Ipsi Ainmajaa Wayúu

Al trascurrir de los años se ha ido fortaleciendo la estrategia y como resultado se ha obtenido: la asistencia fiel de los usuarios con nuestros servicios, aspecto que ha logrado con el acompañamiento, apoyo para el desarrollo y beneficio de la comunidad Wayúu.

Asimismo, se conoció que para el proceso de selección de personal, los indígenas profesionales Wayúu son la prioridad cuando se abren las convocatorias. Tal es el caso del odontólogo de Ainmajaa Wayúu, Rubén Beleño Epieyú, quien es de la etnia hablante del Wayunaiki.

-Publicidad-