Úrsula Elvira Arredondo Iguarán y Luis Manuel Medina Toro, celebrando 37 años de casados con una cena en un restaurante de la Ciudad.

Por Jefry Machado González.

Dicen que el romanticismo ya no existe, que es parte de la historia. Otros alegan que las cartas de amor, serenatas u obsequiar flores y chocolates es parte del drama de una película rosa.

Pero será cierto que las historias de amor duraderas como las de Romeo y Julieta, ¿quedaron en el pasado? Está demostrado que las personas cambian cuando pasa el tiempo, pero no la forma de demostrar amor.

-Publicidad-

Desde que el padre en la Iglesia en 1981  los declaró marido y mujer: “¡Hasta que la muerte los separe!”, Úrsula Elvira Arredondo Iguarán y Luis Manuel Medina Toro asumieron esa frase con mucho compromiso, ya que este mes celebran sus 37 años de matrimonio, donde el respeto, la tolerancia y amor recíproco se ha  mantenido desde el primer día.

Con una cena romántica, un globo de corazón, rosas y bombones, Medina Toro sorprendió a su esposa, Úrsula Elvira en un reconocido restaurante de la ciudad, lugar en el que brindaron por su fidelidad durante más de tres décadas.

“Cada 16 de agosto es un momento para renovar nuestro amor y no perdemos la oportunidad para conmemorar nuestro compromiso como pareja”, expresó Medina Toro.

Las piezas de música instrumental turca amenizó la velada, un momento que sin duda alguna, conservarán en su memoria hasta la eternidad.

Arredondo Iguarán también manifestó que este momento le recordó sus 25 años de matrimonio, con la celebración de las Bodas de Plata en sitio especial del Distrito. Agregó que sus cuatro hijos son la razón de seguir trasegando juntos: Luis Eduardo, Karly Johan, Brayan y Fania Medina Arredondo.

-Publicidad-