La desnutrición está acabando con la vida de muchos niños Wayúu.

La desnutrición es el resultado físico del hambre, una enfermedad de dimensiones epidémicas, que padecen 52 millones de niños y niñas menores de cinco años en todo el mundo, con efectos graves en el desarrollo psicomotor.

La OMS recomienda que los programas nutricionales se acompañen de atención psicosocial para obtener avances con mejores resultados. Con los encuentros desarrollados hasta el momento, se han realizado actividades para estimular el desarrollo psicomotriz de los niños, las cuales han sido asimiladas como parte de su diversión. El propósito es aprovechar esta reacción, para continuar con el fortalecimiento de sus habilidades motoras y psicológicas,

Con el proyecto de “Recuperación Nutricional” el objetivo es brindar una atención psicosocial a las comunidades atendidas y poder determinar las necesidades físicas y psicologías presentadas por los niños en condición de desnutrición, ante lo cual se ha podido establecer que muchos no presentan avances en el desarrollo teniendo en cuenta su etapa evolutiva.

-Publicidad-

A lo anterior, se suman actividades de motricidad fina y gruesa, donde la participación de la familia es clave, por ello este proyecto que se adelanta con el apoyo de The Global Fund Forgotten People, además, prepara a los padres por medio de talleres para que tomen conciencia de su papel en el desarrollo integral de sus hijos.

Una población importante para este proyecto son los niños Wayúu, pertenecen a una etnia en condición de vulnerabilidad, que debido a la exclusión social reflejan malestar psicológico mostrando actitud de apatía, desinterés por los aspectos sociales, y dentro de sus prácticas socio-culturales, optan una posición de sometimiento y una actitud pasiva frente a su crecimiento social. Igualmente, población afro y campesina de la zona rural de Riohacha, es beneficiaria del mismo.

El equipo médico de Malteser Colombia y en especial el área social de esta organización, enfoca sus actividades en el acompañamiento psicosocial para fomentar el desarrollo integral de los pequeños, por lo cual es necesario formar a las familias para concientizarlas de la importancia de la nutrición, como aspecto influyente en el desarrollo afectivo, social, cognitivo y emocional del niño.

Las visitas a las rancherías Wayúu y a las diferentes veredas traen consigo talleres, charlas educativas y actividades con los niños, a través de juegos, concursos, obras de teatro, musicoterapia, es decir, el desarrollo de la temática propuesta se hace de manera lúdica, con el fin de que la comunidad conozca de forma didáctica, las consecuencias físicas y cognitivas de una alimentación adecuada.

El Director de Malteser Colombia, Ricardo Tapia Reales, señaló que con estas comunidades que hacen parte del proyecto, se debe hacer un trabajo concienzudo, porque desde su precariedad económica se presenta el desconocimiento que tienen acerca de los alimentos que se necesitan para combatir la desnutrición.

-Publicidad-
Cargando...