-Publicidad política pagada-

Jorge Cardona Zapa, de 30 años de edad, no pudo bañarse en la piscina que él mismo estaba planificando junto a su amigos luego de una noche de parranda, ¿la razón? Fue acribillado por dos hombres, quienes a bordo de una motocicleta llegaron a donde se encontraba  y lo asesinaron con varios proyectiles, este domingo a las 7 de la mañana.

Cardona Zapa compartió el cumpleaños de una de sus amigas la noche del sábado y se fue a celebrarlo en la calle 27 con carrera 7H del barrio Boca Grande, lugar en el que tomó alcohol con varias amistades y se acostó a dormir en la madrugada, a las 2 am aproximadamente.

Testigos narraron que Cardona Zapa se levantó de la cama y siguió bebiendo alrededor de las 6 am de este domingo. “Ellos siguieron tomando con la música en alto volumen, tomó a un niña y la sentó en sus piernas, cuando en cuestión de minutos fue interceptado por maleantes, quienes lo abalearon y lo dejaron sin vida en el sitio”, explicó una testigo.

-Publicidad-

Familiares indicaron que Cardona Zapa era mototaxista, estaba casado, tenía una hija de dos años el cual estaba en sus piernas en el fatídico momento, pero no sufrió lesión alguno.

Minutos después una comisión del CTI hizo presencia en el lugar para realizar el levantamiento del cadáver. De manera extraoficial se conoció que Cardona Zapa estaba armado y en la noche del sábado hizo tiros al aire en medio de la fiesta.

“Él estaba muy alegre en medio de la fiesta, se reía mucho y no paraba hablar con sus amistades”, dijo su tía Lorna Verona Zapa, quien lloraba desconsoladamente la perdida de Jorge, mientras esperaba que Medicina Legal entregara el cuerpo.

-Publicidad-