Este es el acueducto que construyó la comunidad con la fundación Pro-Sierra.

Pese a la cercanía con la Sierra Nevada y el río Tapias, los habitantes del corregimiento de Juan y Medio no ven una gota de agua potable, actualmente, cuenta con dos acueductos que no cumplen la función, sus habitantes claman a las entidades solventar las deficiencias presentes.

Cuentan sus líderes que el esfuerzo de la comunidad por darle solución a la crisis de la falta de agua, despertó la esperanza al construir un acueducto apoyados con la fundación Pro-Sierra, el cual llevaría agua desde el río Tapias a las comunidades de Los Moreneros y Juan y Medio.

Esa esperanza aumentó cuando Corpoguajira llegó con un macro-proyecto: La construcción de varios acueductos de pozos con 50 metros de profundidad, que beneficiarían a seis comunidades de la zona.

Julio Manuel Asís.
-Publicidad-

Explican los moradores que el proyecto tendría una inversión de 3.700 millones de pesos, por lo que sugirieron evaluar la construcción del acueducto existente, para perfeccionarlo y darle continuidad, generando una inversión menor, pero esto no fue posible.

“Pensamos nosotros que se debió hacer una continuidad del acueducto que ya teníamos donde la inversión sería mínima, pero ellos hicieron sus trabajos y actualmente solo funcionan en un 50 por ciento porque los pozos no tienen la profundidad adecuada”, indicó Julio Manuel Asís, líder miembro de la junta de acción comunal de Juan y Medio.

Según lo expresado la profundidad que presentan los pozos es de apenas ocho metros y el agua que produce no es apta para el consumo humano. Explica Julio Manuel que los estudios no fueron socializados y de ahí el fracaso de la inversión, “ellos hicieron unos estudios previos, pero la comunidad no se dio cuenta de eso y lo que dicen es que salió una capa de roca en todo el suelo del corregimiento y no se pudo cavar más, el agua que sale a los dos días ya presenta una nata verde, por lo cual no podemos consumirla”.

Este proyecto beneficiaría a las comunidades de Los Monos, Los Moreneros, Juan y Medio, Las Palmas, Las Casitas y Puerto Colombia con el suministro de agua potable, sin embargo, el objetivo no se ha logrado, algunas estructuras están paralizadas y en su mayoría han sido hurtados algunos elementos, tales como bombas extractoras y los paneles solares.

Tifany Ibarra Guerra.

Tifany Ibarra Guerra, líder de la comunidad, puntualizó que los proyectos de agua que existen en la zona están paralizados, “el acueducto que hicimos con pro-Sierra funcionó unos meses y ya no tenemos agua, otro proyecto de Cascajalito-Sanani que lo hicieron con albercas y agua del arroyo de la Sierra tampoco funcionó”.

Razón por la cual solicitó a las autoridades que se tenga en cuenta el río Tapias para darle solución a la escases de agua potable, “así como Riohacha tiene su bocatoma del río Tapias nosotros también debemos tenerla porque él pertenece a esta región”, indicó la mujer.

-Publicidad-