Por Jefry Machado González.

Una llovizna despidió a la exconcejal Herminia Nieves Guerra, la tarde de este viernes al salir del recinto del Concejo Distrital de Riohacha, lugar en el que estuvo en cámara ardiente unos minutos y fue acompañada por una multitud de personas, entre familiares, amigos y compañeros de batalla.

No fue un sepelio cualquiera, se trataba de una mujer que trabajó a pulso por los derechos sociales de sus paisanos guajiros a través diferentes papeles que desempeñó como Concejal, Líder, Madre Sustituta del Icbf y Edil.

Yelmer Pinto Guerra
-Publicidad-

En la catedral de Nuestra Señora de los Remedios se ofició una misa en su honor a las 4:00 de la tarde de este viernes, luego el cuerpo fue trasladado hasta la sede de la Alcaldía Distrital a petición del presidente de la mesa directiva del Concejo Endry Guerra Vanegas.

Las lágrimas y los sollozos embargaron a los presentes. Yelmer Pinto Guerra, sobrino de la occisa, intervino en el recinto y le pidió a las autoridades que se avocaran ante la situación crítica de la clínica Cedes para que las vidas no se sigan perdiendo.

Sonia Bolívar

“Aún cuando haya hecho la solicitud, siento que no hizo ningún efecto porque solo dijeron que entendían lo que estábamos pasando, pero cuando a ellos les pase algo similar, puedo asegurar que ellos estarán en otras condiciones”, manifestó Pinto Guerra.

Por su parte, Sonia Bolívar, prima de Nieves expresó: “Ella fue una mujer emprendedora, muy querida por sus compañeros de luchas sociales, por eso es que ellos mismos pidieron hacerle el recorrido por la Alcaldía, luego de la misa. Mi prima era tan querida que hasta que Dios la bendijo que esta llovizna en su última morada”.

‘Miña’, como era reconocida cariñosamente por su entorno familiar y colegas, falleció la madrugada del jueves, luego de una intervención quirúrgica en la clínica Cedes, consecuencia de una peritonitis aguda que presentó hace días atrás.

-Publicidad-