Los asistentes elaboraron sus propuestas escritas en diferentes pasos en una pancarta para cada municipio.

Por Jefry Machado González.

La mañana de este viernes se realizó en el Distrito el Taller Subregional de Incidencia, en el marco de la mesa de trabajo de las víctimas oriundas de los municipios de: Dibulla, San Juan del Cesar y Fonseca, en el cual se buscó plantear los casos más recientes de su problemática y el intercambio de ideas viables para encontrarle solución a las mismas.

Fue una actividad que nació debido a la episodio que ha generado la resolución 19–58 del Ministerio de Protección Social, el cual tuvo como objetivo implementar un plan de indemnización y que describe darle cobertura a los mayores de 74 años, personas con capacidades diversas (discapacitados que hayan perdido el 40% de su capacidad motora y que este certificado por una EPS), y finalmente a las personas con enfermedades catastróficas.

-Publicidad-

Mientras se desarrollaba el conversatorio, una pregunta saltó a la palestra en el auditorio, ¿Cuántos en La Guajira están siendo afectados? De acuerdo a esta interrogante, se arrojó caracterizar una población significativa  de Fonseca, Dibulla y San Juan del Cesar, para tener una data necesaria de habitantes que posean sus problemáticas distintas.

Durante la socialización, se levantaron tres líderes de los grupos invitados, en representación de cada municipio y cada uno expuso los resultados que arrojaron la socialización de su mesa.

Janer Martínez Bolívar.

El líder comunitario y coordinador municipal de las víctimas de Fonseca, Janer Martínez Bolívar, explicó: “Un punto de atención en el municipio de Fonseca el mejoramiento de las arterias viales por la posición geográfica, porque así podemos colaborar con municipios aledaños como Barracas, Hatonuevo y El Molino, porque la mayoría de los habitantes de estas zonas les falta interconexión en la difusión comunicativa en cuanto a proyectos”.

“Necesitamos una oficina de tierras, porque como víctimas del conflicto armado nos hemos quedado sin tierras y necesitamos que se nos haga una caracterización de las personas que hay, para que en el desarrollo municipal tengamos el número de personas afectadas por este flagelo”, agregó Martínez Bolívar.

En representación del municipio de Dibulla, Ludys Susana Gómez Ballesteros, coordinadora de las mesas de trabajo de víctimas de ese municipio, precisó: “Hemos sido afectados por los grupos armados, amenazadas, nuestros pueblos han sido víctimas de violencia sexual y física. Nuestra población se encuentra en alto grado de vulnerabilidad por la inseguridad propias de la zona y que, por más de tres años han sido víctimas. Asimismo, pido el mejoramiento del sector salud”.

San Juan del Cesar fue representada por la líder Martha Laura Mendoza Pacheco, del corregimiento La Peña e indicó: “No somos tomados en cuenta en la concertación de los lideres para la planeación de proyectos. Existe mucho desconocimiento de los acuerdos de paz y pedimos capacitación para esta área. Falta de concertación en las mesas de trabajo en las zonas más rurales. Asimismo, la seguridad para líderes y lideresas sigue siendo algo primordial”.

Mavis Granadillo, periodista y coordinadora de la Unidad de Víctimas de Riohacha.

Al culminar la socialización, Mavis Granadillo, periodista y coordinadora de la Unidad de Víctimas de Riohacha, invitó a todos los líderes de cada municipio a formar la red de voceros, “lo importante es difundir todo lo que haga dentro de nuestras actividades y que hagamos presencia en los diferentes herramientas comunicativas y que ningún acto    quede en el silencio”.

-Publicidad-