La reposición de un convertidor que se había averiado en el hospital Santa Rita de Cassia del municipio de Distracción, por causa de la naturaleza, provocó un molestar entre las gerentes de Electricaribe Martha Iguarán Daza y del centro asistencial Nilza Rosa Chinchía González.

La situación comenzó cuando el transformador de energía se dañó por culpa de un rayo que cayó a pocos metros del Hospital el 6 de septiembre del año en curso, teniendo la gerente que autorizar a un contratista de la Entidad que suministrara un transformador para reemplazar el averiado, “porque teníamos cuatro días sin energía y se llamó varias veces a Electricaribe y no atendió el llamado”, dijo Chinchía González.

Argumentó Chinchía González “pusimos a funcionar la planta propia pero esta debía descansar en un periodo de tiempo, como también provocaba contaminación auditiva por el ruido que hacía y en esas condiciones, prestábamos un mal servicio a la comunidad, por lo que nos vimos obligados a suspender el servicio de energía por media hora para cambiar el transformador”.

-Publicidad-

Sin embargo, para la gerente de Electricaribe Martha Iguarán Daza esta situación debió ponerse en conocimiento de la empresa y no suspender el servicio de energía a un sector importante del municipio que se encuentra adyacente al Hospital.

“Reprocho este hecho registrado la tarde del lunes, en el que tercero dejó sin energía sectores aledaños al Hospital para realizar estos trabajos sin permiso de la empresa”, indicó Iguarán Daza a través de un comunicado de prensa.

Precisó que la manipulación ilegal de la infraestructura eléctrica y el robo de energía, no solo afecta la capacidad de inversión de la compañía sino también la calidad y confiabilidad del servicio para todos los usuarios y esta situación la pondrá en conocimiento de los entes de control.

“Las condiciones anti técnicas en las que se instaló este transformador ilegal puso en riesgo la vida del personal que hizo el trabajo, dado que no se cumplió con los requerimientos mínimos de seguridad al no contar con los elementos básicos de protección personal”, señaló Iguarán Daza.

A su turno, Nilza Rosa manifestó “no estamos robándole energía a nadie. Le he planteado a la gerente Martha Iguarán, que nos sentemos hacer un plan de pago que no se vea afectada la misión del Hospital ni tampoco Electricaribe, porque sé que ella está en pro de su Empresa, de mejorar la prestación del servicio y esto se mejora es con recursos”. El Hospital le adeuda a Electricaribe la suma de 253 millones de pesos por concepto de 42 facturas vencidas.

Finalmente Nilza Rosa Chinchía González aseguró que le ha planteado a la Gerente ir cancelando mes venciendo y un abono a la deuda que tiene el Hospital durante varios años, pero esta propuesta a ella no le satisface, “quiere que comprometa vigencias futuras para hacer un acuerdo y eso no se puede”.

-Publicidad-
Compartir
Climaco Rafael Rojas Atencio
Director de LaGuajiraHoy.com, Comunicador Social-Periodista, con amplio conocimiento en problemáticas sociales y políticas. Ha recibido distinciones y reconocimientos a nivel local y departamental. Email: climacorafaelrojasatencio@gmail.com Móvil: 3114380131 y 3012233166