La Agencia para la Reincorporación y la Normalización, precisó que en La Guajira el proceso a la vida normal ha sido exitoso.

Por Jefry Machado González.

La Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) se reunió en Riohacha con los periodistas de los distintos medios de comunicación del Distrito para exponer detalle a detalle el trabajo que están realizando en el departamento de La Guajira.

A través de un desayuno, se conversó sobre los procesos colectivos que se vienen realizando con los exgrupos armados del país, con la finalidad de articularse con los medios locales. Un total de 123 desmovilizados, quienes  han cumplido exitosamente su proceso de reintegración a la sociedad con la ARN en el departamento de La Guajira y otros 122 llevan a cabo su proceso.

-Publicidad-

“En La Guajira 74 por ciento de los reintegrados tiene ocupaciones en el sector informal (la mayoría en construcción y servicios varios), 13 por ciento en el sector formal (la mayoría son comerciantes), 5 por ciento están desocupados, 7 por ciento son población económicamente inactiva y 1 por ciento sin dato”, aseguró el coordinador de la ARN Magdalena–Guajira, José Nicolás Wild.

El equipo de la ARN se ha convertido en el canal de constructores de reconciliación. Como parte de su proceso de reintegración cada uno de los desmovilizados debe cumplir con al menos 80 horas de servicio social. En La Guajira el 82 por ciento de los reintegrados ha aportado con su trabajo a las comunidades, en total se han realizado 23 iniciativas.

El 46 por ciento de los excombatientes hizo su trabajo social en tareas de embellecimiento del espacio público, 25 por ciento en recuperación ambiental y 15 por ciento en actividades de generación de espacios de recreación, arte, cultura y deporte, lo que represente un aporte significativo y positivo para sí mismos y el ambiente en el que se desenvuelven.

Luego de finalizar su proceso de reintegración la ARN continúa monitoreando el desarrollo de los proyectos de vida de quienes una vez pertenecieron a la guerra y hoy han recuperado el rumbo de sus vidas, mediante la estrategia de acompañamiento post-culminación. Este seguimiento está a cargo de profesionales de la ARN quienes siguen en contacto con el reintegrado y monitorean sus logros personales, familiares y laborales.

A través de esta articulación con los medios de comunicación del Departamento, se espera que el acceso a los procesos de reincorporación y normalización con los excombatientes sea obtenida de primera mano e instantánea, ya que anteriormente se desconocían con inmediatez las actividades que realizaban en la región, según expresaron algunos periodistas en el recinto de la sede ARN en Riohacha.

-Publicidad-