-Publicidad política pagada-

Por Jefry Machado González.

Eran las 12:30 del mediodía de este jueves cuando el imponente sol de Riohacha se encontraba en su máxima expresión y en cuestión de segundos el cableado eléctrico del Almacén Posada del Mercado Viejo sufrió un cortocircuito y en seguida la llama empezó a aparecer, asustando a los transeúntes.

“Fueron unos minutos de mucho pánico, cuando el cable empezó a chispear, todos corrimos sin dirección fija, muy nerviosos por lo que estaba ocurriendo”, manifestó Elizabeth Vargas, una de las empleadas de los locales vecinos, quienes al ver el fuego en el establecimiento, inmediatamente llamaron a los bomberos para que auxiliaran.

-Publicidad-

Testigos afirman que todo fue de repente y se dieron cuenta porque al suelo cayó líquido de plástico derretido, del material de cableado. Se presume que el corto circuito se debió porque tiene todas las conexiones juntas de los locales vecinos, sin embargo, todos cooperaron con sus extintores para apagar las llamas.

Por suerte, la candela no ocasionó daños materiales en el comercio, ya que mayormente el incidente se vivió en la parte exterior, en la zona peatonal.

-Publicidad-