Los vecinos en el barrio Entreríos están muy preocupados porque se acerca el invierno y los trabajos de alcantarillado están parados.

Las escenas de inundaciones en las casas de Entreríos en temporada de lluvia es un panorama que los vecinos no le ven punto final. Cansados de hacer denuncias, protestas, remitir cartas a los organismos o alcaldes, han optado por buscar soluciones alternativas y sacar de su bolsillo para medianamente proteger su inmueble ante el colapso de las tuberías.

Entre las zonas afectadas está la carrera 7ª, entre calle 26, 27 y 28 del Distrito, donde según vecinos del sector el sistema de alcantarillado no da abasto para cubrir el curso regular de aguas negras, porque cuando llueve las tuberías se desbordan y se crea una laguna en la zona, lo que ocasiona que las casas y calles se inunden.

Nelson Díaz, habitante de la calle 26, dijo que ya no halla qué hacer para que les presten atención, porque han enviado la solicitud a los organismos competentes y nada que responden. “Me parece que están jugado con nosotros, porque ellos prometen que vienen a arreglar el problema y nada que nos resuelven”.

Diana Daza.
-Publicidad-

Diana Daza, residente de la carrera 7ª, precisó que se trata de una problemática de hace unos cinco años atrás, “porque en ese tiempo supuestamente vinieron a arreglar el alcantarillado, pero colocaron un tubo muy pequeño y no es suficiente. Además de que las aguas negras de la zona del Mercado Nuevo también corren por acá y eso provoca las inundaciones con olores fétidos en nuestras viviendas”.

Se conoció que hace una semana atrás, se realizó una reunión en el parque de Entreríos con diputados riohacheros para buscar soluciones y al parecer, hicieron caso omiso a las solicitudes, lo que obligó a los habitantes a alzar la voz. Testigos del hecho dijeron que las personas empezaron a gritar, porque se les informó que se haría la remodelación del parque, ya que “tiene mayor prioridad que el sistema de aguas negras”.

Ante tanta incertidumbre, los habitantes de las zonas bajas, han optado por reconstruir la terraza de su casa y levantar la altura del piso para “no sufrir con inundaciones dentro y fuera de la casa”, indicaron los afectados.

Otros vecinos, han optado por cambiar el sistema de tuberías de sus casas, operación que le ha costado dinero y lo tienen que sacar de su bolsillo, tal es el caso de Isabel Contreras, quien explicó que “hay casos donde tenemos que sacar las camas, televisor y nevera para que no se nos dañe con el agua estacada”.

Carlos Fuentes.

“Dicen por allí que la plata está, pero no la quieren disponer. En vista de eso, yo mismo he tenido que hacer los arreglos para proteger mis bienes materiales. Por lo menos, esa alcantarilla de la calle 28 se llena de barro cada vez que llovizna y tenemos que pagar para que nos limpien eso”, exclamó Carlos Fuentes.

Este medio de comunicación se comunicó con Asaa y al respecto dijeron que recientemente se hizo un trabajo de mantenimiento en el sector, sin embargo, ante la evidente problemática replicaron en decir que “no tienen el compromiso de hacer cambios en la red de tuberías, porque solo nos encargamos del funcionamiento de las redes”. Asimismo, manifestaron que los entes gubernamentales son los indicados para solucionar este tipo de problemas de mejorar las tuberías e invertir en este tipo de infraestructura y no la remodelación de parques sintéticos.

-Publicidad-
Cargando...

1 COMENTARIO

Comments are closed.