El municipio de Manaure, es el que tiene mayor índice de analfabetismo, según estadística de Dane.
-Publicidad política pagada-

Por Astrid Castillo López.

Cada 8 de septiembre se celebra en el mundo el día de la alfabetización con la intención de mirar los avances y desafíos que aún quedan por realizar en cuanto a este proceso de aprender a leer y escribir.

Esta fecha fue proclamada por la Unesco para destacar la importancia del derecho a la educación en el desarrollo de la sociedad y la necesidad de aumentar los  esfuerzos para erradicar el analfabetismo en el mundo.

-Publicidad-

En La Guajira, el 37,4 por ciento de sus habitantes son analfabetas, siendo el departamento con mayor porcentaje de la costa Caribe, cuando la media nacional es del 12,6 por ciento, así lo indican las cifras Dane.

Para César Arismendi Morales, director del Centro de Pensamiento Guajira 360° a pesar de algunos avances en materia de educación aún existen desafíos importantes para lograr la reducción del analfabetismo y es una preocupación que en varias ocasiones ha manifestado la Unesco dado que su erradicación o disminución ha sido lenta.

Esta es una realidad de la cual el departamento de La Guajira no escapa y esto viene ligado a la falta de acompañamiento de los padres en este proceso “está demostrado empíricamente, que los padres de familias que se encuentran en dicha situación, no se involucran en el proceso educativo de sus hijos, lo que genera un alto riesgo en torno de su permanencia al interior de los ciclos educativos“.

De igual modo, señala que esto incide en su calidad educativa lo que conduce a un proceso de reproducción sistemática de las condiciones de pobreza, en este sentido destaca que en base al Censo 2005 en La Guajira se calcula el nivel de analfabetismo en un 37,4 por ciento.

Cesar Arismendi Morales.

Destaca que la incidencia más alta se observaba en el municipio de Manaure, también señala que esto se asocia a la existencia de una población mayoritariamente indígena de la etnia Wayúu.

Por otra parte cita un estudio realizado en 1994 por Pasharopoulos y Patrinos quienes concluyen que existe una alta correlación entre el nivel de escolaridad y el origen étnico, y entre el nivel escolaridad y la incidencia de la pobreza.

Es necesario que se comience a cerrar la brecha que relaciona el analfabetismo con el hecho de pertenecer a alguna etnia indígena, que las próximas investigaciones arrojen como los Wayúu, Kogui y demás grupos culturales se han apropiado de la educación demostrando un alto nivel en sus capacidades de lectura y escritura y mucho más.

En la zona rural dispersa, donde más existen analfabetas en el municipio de Manaure, con un 74 por ciento, le sigue Urumita con el 68 por ciento y los más letrados de La Guajira son los habitantes del municipio de Barrancas.

-Publicidad-