Por Jefry Machado González.

La brisa de la costa del Distrito sopló con ímpetu ante en medio de una representación étnica, en el Centro Cultural de Riohacha; Naunuu, los enemigos de la nación, fue el plato fuerte al que los guajiros no le perdieron la pista durante su puesta en escena la noche de este viernes.

Desde las 7 de la noche, el espacio cultural se llenó en su totalidad para disfrutar de un par de horas que mezcló la música vallenata y el teatro de la tradición Wayúu. Pequeños y grandes se mostraron atentos, pese a los contratiempos que en la velada y las ráfagas de relámpagos que se presenció aquella noche.

-Publicidad-

Fueron dos platos fuertes: música y teatro. La agrupación uribiera, Son Wayúu deleitó a los riohacheros con sus temas musicales que viaja desde el vallenato con sonidos propios de las comunidades indígenas y que sin duda alguna, puso a aplaudir y a bailar a más de uno con sus temas pegajosos.

Brenda Brito Mejía

El segundo número fue la presentación teatral: Naunuu, el cual hizo la conjugación entre las costumbres ancestrales de la etnia con el tejido, el significado de la muerte, la importancia de la línea matriarcal de la mujer, interpretación de los sueños, llegada de los alijunas a La Guajira, obsequio de comida por las visitas y el intercambio comercial con los zulianos.

Brenda Vanesa Brito Mejía, joven Wayúu que asistió a la presentación dijo que fue una pieza que se asemeja a la realidad de la cultura. “Mis paisanos, cuando tienen problemas, reclaman la dote con dinero en efectivo, sin embargo, tienen la mala costumbre de que una parte de la familia cobra el dinero y no le deja nada a a quien lo necesita”.

Diego Beltrán, turista español dijo que le sorprende la riqueza de la cultura Wayúu en cuanto a su vestimenta, costumbre, expresión corporal, oral y Naunuu lo refleja muy bien.

-Publicidad-