La empresa Coca Cola, apoyó a la comunidad indígena de Cardonales arreglándole el molino para mejorar la captación de agua, al igual que las tuberías.

En la comunidad indígena de Cardonales se llevó a cabo el primero de dos proyectos impulsados por la marca Brisa en Colombia bajo el movimiento Cada Gota Cuenta, que ayudó a tener un mejor acceso al agua a más de mil personas, en una zona donde la temperatura no baja de los 30 grados.

Con un estudio previo, el movimiento detectó que el molino de viento no estaba en las mejores condiciones y que el agua que lograba sacar del pozo contaba con una fuerte concentración de metales pesados. El problema se solucionó con una mejora en el molino y en la forma en la que se recogía y se distribuía el agua.

El molino fue restaurado y el sistema de captación de agua también, por lo que ahora el sistema será más eficiente y con menor riesgo de contaminación. Además se creó un sistema de filtración de agua que separa los materiales pesados del vital líquido.

-Publicidad-

Finalmente, se construyeron tuberías diferenciadas: una de agua potable, purificada para un consumo saludable y otra que permite recoger agua para labores domésticas o para ingesta de los animales.

La comunidad ahora goza mejor el servicio de agua.

Este proyecto beneficiará de forma directa a más de mil personas de la zona, que están distribuidas en diferentes rancherías. Además, el proyecto es relevante para la comunidad, debido a que el punto donde recogen el agua tiene un valor especial en su cultura, ya que es el lugar de reunión social de muchos de los vecinos, por lo que la costumbre de los guajiros seguirá intacta.

El proyecto ya fue entregado a la comunidad que deberá hacer un mantenimiento mínimo del sistema que funciona durante todo el día.

El movimiento Cada gota cuenta es impulsado por la marca de aguas Brisa que busca llevar un mejor acceso al agua a comunidades con problemas para poder tener el suministro en una mejor cantidad y calidad.

-Publicidad-