Como si la vida le hubiese enseñado el valor incalculable de la perseverancia, como si cada reto limara su carácter hasta moldearlo con firmeza, como los valientes… Así es Diomedes Galván Pushaina.

Él, transmite sus ideas en un tono seguro y pausado, pero de tanto en tanto deja salir una sonrisa sincera, inspiradora. Con convicciones muy claras, habla de su proyección y de los sueños que desea ver cumplidos en beneficio de su comunidad, todos miembros del Resguardo Indígena 4 de Noviembre, ubicado a la altura del kilómetro 14 de la vía que de Albania conduce a Maicao.

“Sin alianzas no se consigue nada. Sin el entrenamiento que recibimos en las capacitaciones con la Fundación Cerrejón hubiese sido imposible aprender a desarrollar un proyecto y proponerlo a la Alcaldía. Además, ya no es necesario buscar personas externas: dentro de nuestra misma comunidad encontramos formuladores de proyectos”, manifiesta Diomedes.

-Publicidad-

A sus 37 años, ha logrado ganarse el respeto de su comunidad, quienes lo consideran como un líder innato, influyente y con muy buena capacidad de gestión. “Diomedes es un ejemplo a seguir. Él hace parte de los jóvenes del Resguardo, y verlo trabajar de la mano de las Autoridades Tradicionales nos enorgullece, y hoy podemos  decir: nosotros sí podemos”, asegura Licenia Vanegas, joven líder del Resguardo.

-Publicidad-