Todas las mañanas los integrantes del Congresito llegan a tertuliar en medio de un sorbo de café de temas de interés de la ciudad, La Guajira y el mundo.

Por Jefry Machado González.

A nueve días del fallecimiento del reconocido luchador social, Alfredo Monroy Toro, su legado con el “congresito” se mantiene intacto gracias a sus compañeros de trinchera, quienes sin lugar a dudas entendieron que los debates de actualidad no pueden morir, porque de esa manera “demostramos que el líder ‘Monro’ sigue vivo”.

Antonio Joaquín Freyle

La tradición del tinto a las 5:00 de la mañana sigue su curso. Ahora son los familiares de Monroy Toro los encargados de preparar el café para que los colegas lleguen a diario a su casa a armar las tertulias y apuntar sobre los temas de actualidad.

-Publicidad-

Mientras cada uno de los presentes tomaba una taza de ‘café fuerte’ a las 6:00 am, de este lunes, poco a poco se sumaban más personas y discutían el tema que está en la palestra: La tutela interpuesta al presidente Iván Duque por la demora en designar un alcalde para Riohacha.

El colega Antonio Joaquín Freyle Ramírez aclaró que seguirán como si ‘Monro’ siguiera vivo. “Los líderes se mueren, pero lo que construyó a pulso no puede desaparecer en memoria de él. Hoy es él quien fallece, pero mañana puede ser cualquiera de nosotros y en honor a quien fue nuestro hermano y amigo, debemos continuar”.

Luis Siosi Pino

El profesor universitario Luis Siosi Pino resaltó que los temas del “congresito” no son netamente políticos, sino que se abordan diversos puntos nacionales e internacionales, como de deportes, salud, turismo, entre otros. Esto se debe a que “la mayoría de nosotros somos profesionales y pertenecemos a diferentes áreas del saber”.

Gustavo Torres

‘Monro’ ya no está y no habrá quien lo reemplace, sin embargo, dejar morir al “congresito” no está en los planes de sus compañeros de batalla, según ellos, es considerado una institución por ello a partir de ahora se organizarán mejor para que la reunión se siga efectuando.

Por su parte, Gustavo Torres González indicó que por respeto no llamaba a Alfredo Monroy Toro por apodos sino por sus nombres de pila, sin embargo, confesó que le llegó a decir en persona que era el campesino intelectual porque “amaba su tierra en el campo y aparte fue un hombre sabio, hábil y avispado. Era un letrado porque leía mucho y para cualquier tema estaba preparado”.

Asimismo, los familiares invitaron a la colectividad a sumarse a la misa de novenario en la Iglesia San Judas Tadeo, este jueves a las 5:00 pm.

-Publicidad-