Toda la planta baja del inmueble resultó afectado por el fuego.

Cerca de las 3:40 de la madrugada de este domingo se presentó un incendio en la sede de procesamiento de un laboratorio clínico, ubicado en la calle 13 #21-81 del barrio Cooperativo, las fuertes llamaradas consumieron la planta baja donde se encontraba el archivo inactivo de procesos clínicos, auditorias médicas y equipos inactivos.

La calmada y fría madrugada se vio interrumpida para Orlis Amaya, celador del lugar, quien se encontraba frente al área afectada cuando se percató del hecho. “Yo vi el resplandor por la ventana, inmediatamente fui a buscar el extintor, rompí la ventana y cuando lo activé se propagó más el fuego y fueron incontrolables las llamas”, narró Orlis Amaya.

La palmas de este kiosko se encontraban mojadas eso impidió que el fuego llegara hasta él.

Cuenta que al ver que no podía controlar el incendio, se comunicó con la dueña del inmueble quien fue la que hizo el llamado a los bomberos, los vecinos del lugar brindaron la ayuda inmediata hasta que el cuerpo de socorro se hizo presente, “ellos llegaron en un lapso de 10 a 15 minutos y gracias a Dios pudieron contralar las llamas que amenazaban con acabar todo”, manifestó el celador.

Jaison Hernández Amaya.
-Publicidad-

Jaison Humbertos Hernández Amaya, administrador de Mediser IPS, entidad a la que pertenece el laboratorio, se apersonó al lugar del hecho una vez enterado y explicó que en la parte afectada se encontraban documentos archivados que ya estaban digitalizados y algunos equipos biomédicos inactivos que fueron consumidos en su totalidad, junto con un maletín de ropa del celador y su bicicleta.

“Desconozco las perdidas en valor pero eran equipos que ya estaban inactivos, gracias a Dios y la lluvia el daño no fue mayor, ya que las llamas no alcanzaron consumir el kiosko porque esta mojado debido a las lluvias reciente, la parte de arriba donde se encuentra el laboratorio y los equipos tampoco está afectado, solo se ven una grietas en el piso”, comentó Jaison Hernández.

La papelería aún estaban sofocadas y presentaban algunas llamas repentinas.

El calor del fuego aún se sentía en el lugar, que estaba siendo desocupado por el cuerpo de bomberos quienes se encontraban haciendo las labores pertinentes retirando gran parte de material de papelería que fue el combustible para que el fuego se propagara rápidamente.

La administración de Madiser indicó que está a la esperará del parte de los bomberos que dé con las verdaderas causas del incendio.

-Publicidad-