Los delincuentes sacrificaron dos animales, los cuales pelaron en el mismo potrero y lo subieron a un vehículo.

Un breve respiro le había dejado la delincuencia a los pequeños ganaderos del sur de La Guajira. En esta oportunidad sacrificaron dos reses en zona rural de San Juan del Cesar.

Según narró el propietario, los delincuentes irrumpieron en la finca “Villa Matilde”, propiedad de Raúl Molina Daza, en cercanías del corregimiento de Cañaverales, en zona rural de San Juan del Cesar, La Guajira.

Los animales fueron sacrificados y pelados en el mismo potrero y en un vehículo transportaron la carne tomando la vía hacía el corregimiento de Conejo, ubicado en el municipio vecino de Fonseca.

-Publicidad-

Los pequeños ganaderos esperan que las autoridades brinden vigilancia y control a fin de espantar a los delincuentes comunes, quienes los tienen azotados.

-Publicidad-