Esta es una obra construida por ciudadanos suecos asociados en la Fundación Ancla quienes con recursos propios decidieron donárselos a esta comunidad educativa del Distrito de Riohacha.

Estudiantes y docentes del centro etnoeducativo número 17 ‘Koushalechon’ de Riohacha, ubicado en el km 16 vía Valledupar celebraron la inauguración de ocho salones que beneficiará a más 190 alumnos de esta casa de estudios.

Durante este evento quienes hacen parte de este centro agradecieron la culminación de esta obra que se convierte en uno de los sueños y metas alcanzada como lo es tener un ambiente digno donde los estudiantes puedan recibir sus conocimientos.

Jorge Ipuana Epieyú, docente y líder indígena de la comunidad destacó que este fue un proyecto gestionado por la asociación de autoridades tradicionales ‘Wayúu aluwatajirawa’ quienes como dolientes de este centro etnoeducativo realizaron las acciones necesarias para lograr la culminación de esta obra.

-Publicidad-

Explicó que este beneficio fue un trabajo realizado entre la alcaldía de Riohacha que construyó los hormigones y una empresa sueca llamada BD BIL AB encargada de levantar los techos y las paredes.

Los suecos aportaron los recursos para que los niños riohacheros pudieran recibir sus conocimientos en condiciones dignas.

Estudiantes desde preescolar a noveno grado serán los beneficiados, reiteró que esto es fundamental para ellos ya que como docentes están educando a niños, adolescentes y jóvenes, “educamos estudiantes futuro de Colombia que en algún momento nos puedan representar en cualquier escenario de nuestro país y el mundo”.

Durante la inauguración de estas aulas de clases estuvieron presentes autoridades tradicionales, miembros de la comunidad, secretario de obra distrital Manuel Torres y en representación de la secretaría de educación distrital Jesús Herrera.

-Publicidad-