-Publicidad política pagada-

A través de diferentes stands sobre los proyectos de sostenibilidad que posee la fundación Cerrejón, se demostró la calidad en funcionamiento de su gestión en un evento que concentró a muchos guajiros en la biblioteca Héctor Salah Zuleta de Riohacha.

“Estamos convencidos que los protagonistas son las instituciones, las comunidades, son los aliados de negocios y los medios de comunicación, con el propósito de buscar las soluciones para la comunidad indígena que hace vida dentro de nuestra línea de acción”, indicó Janeth Daza, directora de la Fundación Cerrejón.

La Alta Funcionara también precisó que se busca mostrar el balance de los resultados positivos que tuvieron durante el 2017, como lo son la línea del acceso al agua, la línea de fortalecimiento de capacidades empresariales, el programa de voluntariado y de artesanías.

Janeth Daza
-Publicidad-

Desde tempranas horas de este jueves, la comunidad indígena Wayúu, de diferentes puntos del Departamento, visitaron las instalaciones de la Biblioteca para conocer los avances logrados durante el año fiscal. En cada espacio se demostró que cada proyecto de formación y de sostenibilidad tuvo resultados satisfactorios.

Pese a que las presentaciones de los expositores de cada grupo estaban impecables, algunos asistentes desconocían de los avances obtenidos. Preguntas como: ¿Cuándo fue?, ¿En qué territorios estaban las siembras?, ¿Dónde ejercían los egresados del programa de formación? y muchas interrogantes más, fueron expuestas en cada espacio y oportunidad que le fue dada por cada expositor.

Al lado del exponente se encontraba un indígena de la etnia Wayúu, que traducía en el idioma Wayuunaiki para sus paisanos, la explicación que hacía el funcionario de la Fundación en torno a  la viabilidad del proyecto sobre la reutilización del agua, cuando ésta es usada para la lavandería o baño personal, que luego es aprovechada para el riego del sistema agrícola.

“Existen muchas temporadas donde no contamos con el favor de los vientos para el funcionamiento de los molinos y mucho menos contamos con suficiente agua de pozo, por eso tenemos que buscar estrategias alternativas como la reutilización”, precisó.

La artesana, Gloria Tiller, de la comunidad de Orrokot, del municipio de Maicao, manifestó que su comunidad está organizada en diversos programas dentro de la Fundación Cerrejón.

“En el caso de las mujeres, estamos involucradas en las clases de capacitación con la alianza que tiene la Fundación con Artesanías de Colombia, donde buscamos maximizar la calidad de los tejidos y diseño de nuestros productos para poder darle valor a la obra de nuestras manos”, dijo.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here