Un grupo de estudiantes quienes se esforzaron escribiendo cuentos y resultaron ganadores.

En una actividad realizada en su sede del Dividivi la institución Denzil Escolar realizó un reconocimiento  a los pequeños talentos que participaron en un concurso de cuentos organizado por las docentes Ana Teresa Berrio y Edilsa Medina Medina dentro del “proyecto leyendo y produciendo textos formaremos competentes”.

Edilsa Medina Medina

Medina Medina explicó que desde  inicios del periodo escolar planearon el concurso con miras a desarrollar el potencial escritural de los estudiantes, en ese sentido se organizó la convocatoria, se realizó la inscripción de estudiantes por grado desde primaria y luego se formalizó la entrega de los cuentos por parte de los participantes.

Expuso que con ello se busca motivar a los estudiantes, poner en práctica la escritura y que el próximo año continúen en este proceso, lo esencial para ellas fue encaminarlos hacia el mundo de la escritura.

-Publicidad-

Por su parte, Ana Teresa Berrio manifestó que fue difícil escoger los cuentos ganadores ya que sólo seleccionaron 10 y participaron más de 70 estudiantes, sin embargo en la elección de los mejores cuentos se tuvo en cuenta dos criterios, que cumpliera con la estructura de cuento y que fueran inéditos.

Berrio participar de este proceso “fue una experiencia bonita, significativa, nos demostró que nuestros estudiantes son buenos, tienen talento solo es guiarlos, enseñarlos a usar conectores y ellos se van solo porque tienen mucha imaginación”.

Ana Teresa Berrio.

Los alumnos ganadores fueron Elizabeth Castro Mendoza con su historia Las Rosas Rojas, Mónica Solano presentó Los Vecinos Vampiros, Wendi Padilla el cuento Sólo Tengo una Pierna, Luis Mario Pereira con El gato grande y el pajarito de los siete colores.

Igualmente, Francisco Pushaina evidenció el cuento La daga del diablo y el pastor”, Jairo Barón una propuesta denominada El príncipe Escarlata, Erika Rivera el cuento La búsqueda de pool, Javier Galarcio  con El niño y las hormigas, Jeison Gamboa Correa se inspiró en El niño que quiere ser astronauta y Luisa Imitola, con La casa de la muñeca maldecida.

De igual modo, se realizó un reconocimiento especial a Nahim Mindiola por la riqueza léxica de su historia, esta manera la institución, bajo la rectoría de Diomedes Ordoñez de la Cruz, celebra y reconoce los esfuerzos realizados por sus estudiantes motivándoles a continuar fortaleciendo el proceso de formación.

-Publicidad-