La cámara utilizada para el sistema de fotomultas que está ubicada en la salida hacía Barrancas, dejó de funcionar al ser destruida a tiros.

Tres perforaciones de arma de fuego, presenta el equipo en la pantalla, que  dejaron fuera de servicio el punto de fotomedición de los vehículos que circulan excediendo los límites de velocidad permitidos. Se desconoce hasta el momento quienes pudieron ser los autores de la acción vandálica.

Desde la entrada en operación de este dispositivo se han conocido cientos de quejas de conductores que han sido sancionados por este sistema a su paso por el sitio.

-Publicidad-

Le reprochan la falta de señalización hasta límites de velocidad muy bajos y su ubicación en un lugar en el que se violan todas las normas, han sido las razones por las cuales los ciudadanos han manifestado su rechazo a la forma como está operando el sistema de las fotomultas en Fonseca.

-Publicidad-