Los expendedores de carne en Barrancas, están a punto de irse a la quiebra.

El gremio de vendedores de carnes, compradores, comisionistas y dueños de expendios del municipio de Barrancas, registran importantes pérdidas económicas que los tienen al borde de la quiebra, por medidas de cuarentena decretada por el ICA, debido al foco de fiebre aftosa detectada en La Guajira.

Los comerciantes de carnes de ganado, ya sea bovino, porcino, ovino caprino, indicaron que no tienen donde sacrificar los animales, porque todos los mataderos de La Guajira están cerrados, excepto el del municipio de Villanueva ubicado a más de una hora de Barrancas y se le suma el incremento del costo de transporte y sacrificio en más de 420 mil pesos.

El expendedor de carne Jesús Elvis, indicó que la situación es muy grave por el acoso permanente de las autoridades municipales, lo que los lleva a paralizar sus actividades, dejando sin trabajo a docenas de familias barranqueras, dedicadas y dependientes de este negocio.

-Publicidad-

Solicitan que la Administración municipal, rehabilite el matadero público de Papayal, dónde  en otrora  se sacrificaban hasta 50 reses al día y hoy esta convertido en otro elefante blanco.

Finalmente, los comerciantes convocan al secretario de Gobierno y Asuntos Administrativos, Azael Mindiola Ortiz, a una reunión de carácter urgente, para tratar de llegar a unos acuerdos que les permitan seguir trabajando para poder salir de la crisis que padecen en estos momentos.

-Publicidad-