En la mañana de este jueves en la Procuraduría General de la Nación se dio inicio el juicio disciplinario en audiencia pública al director de la Corporación Autónoma Regional de La Guajira, Luis Manuel Medina Toro, por presunta irregularidad en la celebración de un contrato de prestación de servicios.

Medina Toro, suscribió el contrato número 009 de 2016 con la abogada Rosy Ceballos Brito, hija del exalcalde de Riohacha Rafael Ricardo Ceballos Sierra, quien era especialista en contratación y la Corpoguajira requería los servicios de una profesional con esas características.

El contrato se hizo por la cifra de 24 millones de pesos por un lapso de tiempo de 6 meses y se requería contratar los proyectos de regalías. La queja la instauró Rolando Ruiz Redondo y el procurador que estudia el caso es Camilo José Orrego Morales, procurador Primero Delegado para la Contratación Estatal.

-Publicidad-

El Ministerio Público cuestiona la suscripción del contrato porque estaba en curso una causal de inhabilidad, si se tiene en cuenta que Ceballos Brito se encuentra en primer grado de consanguinidad con el exalcalde de Riohacha en el periodo constitucional 2012 – 2015.

El órgano de control también censura a Medina Toro porque Ceballos Sierra hizo parte del Consejo Directivo de la Corporación entre el 26 de febrero de 2015 y el 31 de diciembre de 2015 y fue quien postuló al Director de Corpoguajira y participó del proceso eleccionario en donde resultó elegido nuevamente Luis Manuel Medina Toro.

La Procuraduría observó un supuesto incumplimiento al régimen de inhabilidades, los cuales son un desarrollo del principio de moralidad administrativa y calificó la presunta falta como grave a título de dolo.

En diálogo con este medio de comunicación Luis Manuel Medina Toro, dijo sentirse tranquilo, que todo se lo deja Dios y a los abogados y en ese orden lo apadrinó el jurista Javier Rojas, quien solicitó varias pruebas al ente disciplinario y por esa razón de aplazó la audiencia.

-Publicidad-