Inconformismo se sentía entre las personas que estaban interesadas a que los norteamericanos los atendieran.

Inconformes se mostraron un grupo de personas quienes esperaban a las afueras del aula múltiple Almirante Padilla, una de las sedes dispuesta que dará atención médica a la población vulnerable que desean ser atendidos en la misión del buque hospital de la armada de los Estados Unidos.

Según lo manifestado por los dirigentes sociales y líderes comunales, las personas que registraron en los listados facilitados por la Secretaría de Salud no fueron atendidas y llevaban esperando desde tempranas horas de la mañana de este lunes.

Luis Terán.

“Hace un mes de la Secretaría de Salud nos llamaron para que hiciéramos el registro de las personas que necesitaban ser atendidos, tanto venezolanos como colombianos, esas listas las llevamos allá porque ellos iban a llamar y a nadie llamaron, hoy llegué con las 50 personas y no las han dejado entrar y no aparece la lista”, así lo indicó Luis Terán, dirigente social del barrio Nuevo Milenio.

-Publicidad-

Los presentes manifestaron que las autoridades colombianas son las encargadas de controlar la entrada y la revisión del personal que será atendido, pero ofrecieron una mala atención: “Estamos muy molestos con las fuerzas militares de Colombia, porque dejan entrar a quienes ellos quieren, a su manera, dando mal ejemplo y mostrando una mala cara a los norteamericanos quienes se están dando cuenta de que aquí todo es un desorden”, expresó Luis Terán.

Señalaron a una de las tenientes del ejército de realizar una mala labor de atención, esta misma durante nuestra presencia en el lugar salió en busca de tres pacientes de optometría e indicó que “por el día de hoy (ayer) ya no darían atención a medicina general”.

Momentos en que la teniente Mengual llevaba a tres pacientes de optometría.

“En este momento de acuerdo a la solicitud de los médicos es que van pasado, ya hay 250 personas dentro en medicina general, 40 de odontología y 60 de optometría y aquí llevo tres más, el recinto está lleno se dará atención a todos los que están dentro”, indicó la teniente del Ejército que se apellida Mengual.

Esta misma situación de filas de personas en pleno sol se vio a las afueras de la institución educativa Divina Pastora, los presentes estaban calmados pero con cierto descontento por el tiempo de espera. Sin embargo algunos de los pacientes que fueron atendidos indicaron que esperaron cerca de una hora para ser llamados, una vez adentro la atención fue oportuna.

Wendy Torrijo Pana.

Así lo dijo Wendy Torrijo Pana, quien fue por consulta de pediatría para su niña, “llegué a las 9 y entré a las 10, adentro el proceso es más o menos rápido, te atienden muy bien y nos dieron las medicinas completas”.

En ese mismo lugar en conversación con una de las representantes de la embajada estadounidense, dijo que el protocolo de registro e ingreso está a cargo del estado colombiano, quienes debían realizar el registro previo a través de la Secretaría de Salud, quienes son los encargados de gestionar el acceso en los punto de atención resguardados por la fuerza pública.

Cabe señalar que la misión de atención médica anunciada en días pasados espera atender a 7.500 pacientes, estableciendo una meta de  1.500 pacientes por día, de todos los rincones del departamento de La Guajira, sin embargo, habitantes de Maicao manifestaron no haber tenido conocimiento del registro, llegaron en horas de la mañana y se encontraron con estas escenas, solicitaban orientación precisa.

Largas colas desde la mañana, hacían los posibles pacientes del Buque Hospital de Estados Unidos, el cual está fondeado entre a las aguas de Riohacha.

Otros quienes se encontraban registrados se acercaron ya que esperaban el llamado por teléfono pero no habían recibido ninguna comunicación y temen quedar sin la atención médica.

“Hacemos un llamado a la Secretaría de Salud a las entidades competentes que tomen cartas en el asunto porque aquí están jugando con la salud del pueblo”, puntualizó Jairo Ibarra, presidente de la junta de acción comunal del barrio Brisas del Norte.

-Publicidad-
Compartir
Maybelys Ávila Barona
Comunicadora Social, Periodista, especialista en trabajo sociales y comunitarios.

1 COMENTARIO

Comments are closed.