Familiares de las dos víctimas fatales de ayer en Riohacha se encontraban en la morgue.

Una mezcla de llanto y resignación, fueron las emociones más evidentes que se presenciaron la mañana de este miércoles a las afueras de la morgue de Riohacha, familiares de dos hombres, presuntos delincuentes, esperaban sus cadáveres.

“No queremos hablar, no sabemos nada, solo nos avisaron que lo habían matado y fui a recogerlo”, indicó una de las madres de los occisos, al mismo tiempo que era abrazada por sus hermanos de una congregación evangélica.

Se conoció que su hijo no vivió con ella durante muchos años, “él se alejó de nosotros”, aseguraron sus parientes en las afueras medicina legal. Mientras  que los familiares del otro fulminado, no quisieron dar declaraciones a los medios de comunicación.

-Publicidad-

Como Yeison Rosado Fragoso y Jorge Luis Fuentes quedaron identificados, de entre 20 y 24 años de edad, los jóvenes que fueron ultimados por un hombre particular. Al parecer, los occisos estaban a bordo de una motocicleta, iban a cometer un robo a mano armada, éste desenfundó su arma personal y le perpetró varios disparos a ambos.

El hecho se registró a las 6:00 de la tarde de este martes y se suscitó en la esquina de 34A con carrera 11A, entre los barrios Los Nogales y 15 de mayo, el parrillero cayó primero, bañado en su propia sangre, mientras que el piloto de la moto condujo una cuadra más y también cayó tendido al suelo.

El levantamiento lo realizaron los funcionarios del cuerpo del CTI de la Fiscalía y el lugar estuvo resguardado por los efectivos de la fuerza pública.

-Publicidad-