Las personas que tiene a sus difuntos en el cementerio fueron a visitarlos hoy Día de los Muertos.
-Publicidad política pagada-

“Vengo a ver a mis muertos todos los 2 de noviembre, es nuestra costumbre”, indicó una mujer guajira, mientras le colocaba unas flores naturales a la tumba de su hijo, quien falleció hace dos años, en el cementerio Central de Riohacha. Limpiaba la lápida con un trapito húmedo. El inclemente sol tostaba su piel blanca, aunque parecía no importarle mucho, su interés con la visita lo tenía claro.

Cada 2 de noviembre, en La Guajira y en todo el mundo se conmemora el Día de Muertos, una celebración tradicional, de origen mexicano, que honra a los muertos. Se celebra principalmente los días 1 y 2 de noviembre, los cuales coinciden con las celebraciones católicas de Día de los fieles difuntos y todos los santos.

María Almazo

En Riohacha, los guajiros también siguen el tradicional Día, es por ello que la administración abre las puertas del Cementerio y desde tempranas horas de este viernes se acercaron al recinto para rendirles culto a sus difuntos, pese al dolor que vayan a sentir por el recuerdo que les traen sus familiares, quienes murieron desde hace años atrás.

-Publicidad-

María Almazo, oriunda de Dibulla, señaló que es una costumbre para los guajiros venir a visitar a los nuestros en su Día: “Esto se llena todos los años, no importa las dificultades personales que estemos viviendo, tenemos que venir. Aquí están nuestros tíos, hermanos, abuelos, esposos y sobrinos para prenderle los velones”.

José Barros

Personas entraban con ramos de flores, personas salían limpiándose las lágrimas con un pañito blanco. Así se desarrolló la visita de los riohacheros durante todo el día. En el pasillo central del cementerio se ofició una misa a las 7:00 de la mañana y otra, a las 4:00 de la tarde.

“Aprovechamos este día para hacerle limpieza a las tumbas, le quitamos el monte y el polvo acumulado. También le pagamos a un hombre que se dedica a pintar la fachada de las tumbas. Porque vemos con mucha preocupación el abandono del cementerio por parte de las entidades gubernamentales”, explicó José Barros.

-Publicidad-