Por Ernesto J. Rutto.

La Liga Águila, máxima competición del fútbol profesional colombiano, ha llegado a la última fase antes de conocerse los finalistas. Cuatro equipos buscaran el tan ansiado título, en los cuales figuran tres jugadores peninsulares.

El primero en conseguir la clasificación fue el molinero Álvaro Montero, guardameta al servicio del Deportes Tolima. Dejaron en el camino a Independiente Santa Fe. En el global igualaron 2-2 y todo se definió con cobros desde los 12 paso, en el cual el Montero detuvo uno.

-Publicidad-

En el duelo La Equidad Vs Junior, estuvieron presentes tres de los nuestros. Por los capitalinos jugó Jeider Riquett, defensor central, inamovible en el once titular del profesor Luis Fernando Suarez, quién llevó a sus dirigidos a ser líderes durante muchas jornadas.

Por la escuadra barranquillera estuvieron presentes Luis Fernando Díaz, extremo izquierdo goleador del equipo y Gabriel Fuentes, marcador de punta por la misma banda. Ambos salieron del Barranquilla FC, e hicieron parte de la selección Colombia sub 20.

Tras ganar en casa 1-0, los Rojiblancos fueron a Bogotá con un poco de tranquilidad. El compromiso fue jugado en la mitad de la cancha, con pocas emociones en las porterías. En la primera etapa Luis Fernando creó una gran oportunidad por banda izquierda, dejando a Teo Gutiérrez solo frente al pórtico, pero este se desespera y la manda a guardar.

Al final se firmó un empate 0x0, dándole la clasificación al Junior. Uno de los mejores del partido fue el fonsequero Gabriel Fuentes, el cual no dejó hacer nada a los rivales por su zona, además de salir jugando en varias oportunidades. Tras el juego dialogo con periodistas de LGH.

“Fue un partido muy emocionante, conseguir la clasificación fue lo mejor de la noche” –declaró fuentes- “yo nací en Santa Marta, pero prácticamente desde mi nacimiento mi madre se fue a vivir a Fonseca, por lo que me siento guajiro y samario” –concluyó-.

-Publicidad-