Luis Fernando Díaz Marulanda, fue condecorado por la administración municipal y recibió muchas manifestaciones de cariño y admiración por parte de los presentes.

Por Pablo Gámez Sierra 

Con una multitudinaria caravana encabezada por el carro de los bomberos voluntarios, que recorrió las principales calles de Barrancas hasta el coliseo cubierto, del parque Romero Gámez y Redondo, fue recibido con honores  en su tierra natal, Luis Fernando Díaz Marulanda.

El atacante del Junior de Barranquilla, luego de su excelente actuación en el campeonato de la Liga Aguila, que finalizó el pasado 16 de diciembre, donde obtuvo su octava estrella, disputada en la capital de Antioquia,  frente al Deportivo Medellín, llegó a Barrancas a compartir el triunfo con los suyos.

-Publicidad-

El jugador del cuadro Tiburón, recibió los honores de las autoridades locales como el alcalde Jorge Cerchiario Figueroa, el Club de los trabajadores del Cerrejón y toda una hinchada quienes emocionados aprovecharon para tomarse fotos y pedir autógrafos a Díaz, quien regresó a su pueblo convertido en ídolo.

Díaz Marulanda le agradeció a Dios por sus bendiciones, a sus padres y al pueblo barranquero por su apoyo incondicional, e hizo un llamado a la población juvenil, para que se encaminen por el deporte. “Ahora soy yo,  pero en el futuro serán más jóvenes que podrán poner en alto las banderas de Barrancas y Colombia”, afirmó el jugador.

Finalizada la ceremonia se dirigió a su hogar ubicando en el barrio Lleras de esta localidad,  a compartir con sus familiares y viejas amistades.

-Publicidad-