Por Evelin Barrios Flórez.

Con la visión de formar personas integras, auténticas y líderes capaces de afrontar con espíritu abierto los retos de transformaciones y desarrollo de la sociedad, el Gimnasio Cerromar este año celebró 30 años de estar brindando educación al pueblo riohachero.

Durante este tiempo la Institución se ha destacado por su excelente formación académica, deportiva, cultural, artística y en la preparación de estudiantes, docentes y empleados que conforman la familia cerromarense y para ello ha contado con profesionales, quienes conversaron con La Guajira Hoy dejando sus impresiones.

Yasmit Gómez Amaya
-Publicidad-

Yasmit Gómez Amaya, quien lleva más de 25 años laborando en este plantel, señala sentirse agradecida y orgullosa de hacer parte de esta Institución que le ha permitido crecer personal y profesionalmente.

“Inicié como secretaria y al terminar mis estudios universitarios fui promovida y actualmente me desempeño como ecónoma, encargándome del comedor escolar, siendo esta una experiencia positiva y gratificante como empleada y madre de familia, ya que mis dos hijos se graduaron aquí, por lo que para Cerromar solo tengo palabras de agradecimiento”, dijo.

Alfredo Griego

De igual manera, Alfredo Griego, quien se desempeña como docente de Educación Física hace también 25 años, indicó que “esta es una experiencia que aparte de permitirme enseñar, he aprendido de mis superiores convirtiéndome en un mejor profesional que ha podido influenciar de forma positiva en los estudiantes, ante todo con la disciplina que siempre les inculco, la cual es la clave para alcanzar cualquier logro”.

Darío Freyle Scott

El cuerpo estudiantil que se ha unido a esta celebración, también ha expresado su gratitud con la Institución. Así lo dio a conocer Darío de Jesús Freyle Scott, quien desde preescolar inició sus estudios en este colegio y hoy cursa grado once.

“Nos complace ser la promoción de los 30 años de Cerromar, ya que han sido años formando líderes comprometidos, inculcando en cada estudiante el amor y el valor por nuestra tierra, capaces de dejar el nombre de La Guajira en alto”, puntualizó Freyle.

Betsy Amaya

Por otro lado, Betsy Amaya Mendoza, madre de familia de dos estudiantes de la Institución resaltó el modelo educativo para formar a los alumnos.

“Como madre me gusta que la formación académica que ofrece Cerromar es muy completa y además hacen énfasis en otras áreas como la música, ciencias, deportes, las cuales ayudan a descubrir el talento de los estudiantes. Asimismo, la Institución junto a su cuerpo docente siempre ha brindado las mejores herramientas y metodologías para crear jóvenes de excelencia”, expresó.

Cerromar es una familia, que propende por educar al Hombre y lo proyecta de tal manera que sea competitivo para ingresar a cualquier universidad, pero que no olvide sus raíces y regrese a servirle a su terruño.

-Publicidad-