La frontera de La Guajira ha recibido un gran número de migrantes venezolanos.

Cada 18 de diciembre desde el año 2000 se conmemora el día internacional del migrante proclamado por la ONU con la intención de resaltar el papel del migrante y la contribución que la migración aporta al desarrollo de un país.

Actualmente Colombia y otros países del mundo están viviendo el fenómeno de la migración en especial la de venezolanos, quienes obligados por el momento coyuntural que vive el vecino país, se vieron ‘obligados’ a dejar su tierra rumbo a destinos desconocidos.

Ellos salieron con la firme convicción y la esperanza de transformar la situación que vivieron en su país, algunos dejaron a su familia, otros salieron juntos, el punto es que actualmente en los países, especialmente en los del sur, hay un venezolano que se vio ‘obligado’ a salir.

-Publicidad-

Esta ola migratoria ha venido con efectos tanto positivos como negativos sin embargo, en este día desde La Guajira Hoy quisimos destacar a “buenos venezolanos” que hoy están establecidos en este Distrito y son parte de ese grupo que quiere aportar un grano de arena al desarrollo de este país mientras están acá.

Miguel Ángel Narváez.

Tal es el caso de Miguel Ángel Narváez conocido en el mundo del ilusionismo como “El mago Oskar”, él nació en Maracaibo el 29 de enero de 1975 es hijo de Mercedes Narváez, de nacionalidad colombiana y Ascanio Garden de nacionalidad Argentina.

Como todo niño tuvo muchos sueños ya que quería ser piloto, astronauta y arqueólogo sin embargo un día vio a un artista de  la ilusión conocido como David Copperfield “haciendo magia” y desde ese momento cambio las naves espaciales y los tesoros por la magia.

Su meta estuvo más clara y desde ese entonces jugaba a ser mago Narváez recuerda que  sus primeros juegos de magia lo hacía con una caja de magia “con la cual torturaba a amigos y a familiares porque hacía los trucos dónde lo ameritaba y en dónde fuera”.

Con el pasar del tiempo y luego de muchos ensayos y errores poco a poco fue perfeccionándose en este arte, Narváez es abogado mercantil de profesión sin embargo, no ejerce esta carrera solo estudió para complacer a sus padres quienes como condición para obtener su apoyo le exigieron escoger una carrera profesional.  

Tras culminar sus estudios y graduarse, dice “cambie las leyes y códigos por un mazo de cartas y la alegría de asombrar a grandes y  chicos”. Este venezolano destaca que actualmente su madre admira su trabajo, “mi madre entendió que no hay nada mejor que hacer lo que te apasiona pues gracias a Dios ella pudo ver a su hijo triunfar”.

Este venezolano recuerda que en Venezuela era el “mago exclusivo de  Venevisión”, un canal de televisión reconocido en ese país en el cual trabajó durante 8 años. También estuvo vinculado a con compañías circense entre ellas circo “Thianny” como asistente de efectos y diseño de montaje artístico.

Luego de mucho tiempo de éxito en supaís la situación cambió, el momento que viven lo obligó a dejar su empresa de entrenamiento y empezar desde cero, en Colombia fue recibido por un amigo y colega el mago “Luisdra” quien es de Bucaramanga.

Trucos como sacar monedas de los oídos de los niños es uno de los más asombrosos para los más pequeños.

Asistió a un congreso de magia en Bogotá y su “Amigo” lo motivó a iniciar su carrera en este país en ese recorrido conoció a su actual esposa Jackeline Villalobos, actriz de teatro y productora de eventos, también venezolana “más que mi amiga se convirtió en mi compañera de vida señaló el Mago Oskar.

Tras iniciar una relación y luego de preguntar a conocidos decidieron establecerse en Riohacha para mostrar sus talentos y llevar alegría en cada actividad.

Historias como esta se pueden seguir contando hombres y mujeres profesionales que han llegado a estas tierras para mostrar sus talentos y dejar una huella en cada escenario en el que se desenvuelva.

Magos, médicos, enfermeros, administradores de empresas, abogados, cantantes y periodistas, algunos ejerciendo su profesión otros desempeñándose en otros roles distintos pero con la frente en alto demostrando que solo quieren  ser parte de quienes contribuyen al desarrollo de este país.

Feliz día del migrante, al venezolano, al alemán, al argentino y a todos los extranjeros que no son de esta tierra pero quieren contribuir con su progreso.

-Publicidad-