Mavis Granadillo, una abuela recién estrenada, manifiesta estar viviendo la mejor experiencia de su vida.

Mavis Stella Granadillo Peñaranda, mujer aguerrida, con muchos roles en el que destaca el de ser buena madre, hoy asume uno nuevo gracias al pequeño Emiliano quien llegó para convertirla en abuela.

Para esta profesional de la comunicación y docente universitaria, la vida le ha permitido vivir diferentes etapas las cuales ha asumido con mucho compromiso, firmeza y amor.

Una de ella y la que vive actualmente es la de ser abuela, rol en el que se estrenó el pasado 18 de diciembre cuando vio el rostro del pequeño Emiliano Galarza Paéz, su nieto, quien nació de su única hija Lizeth Johana Páez Granadillo y su esposo Edilberto Galarza Villalobos, a quienes agradece este regalo maravilloso.

-Publicidad-

“Cuando vi la carita de mi nieto me desarmé, Emiliano llegó a nuestras vidas para llenarla de luz, para que lo amemos con total entrega. Hoy mi rol cambia y pasó a ser mamá-abuela”, expresa Mavis Stella llena de regocijo mientras observa a su nieto quien reposa en sus brazos.

La joven abuela que aún vive en la alegría y el jolgorio de su vida, manifiesta que en esta nueva etapa siente una emoción indescriptible. “Yo puse la prolongación de mi vida sobre mi única hija y ella hoy me la está devolviendo en mi nieto, ellos son la prolongación de mi existencia”.

Considera que es un varón de Dios porque lo han consagrado a él desde que se encontraba en gestación, nacido en el mes de diciembre, un mes lleno de bendiciones para Mavis porque fue cuando ella también se convirtió en madre.

“Mi hija y mi nieto son decembrinos, es un mes de bendiciones para mí porque hace 28 años me convertí en madre y este año me convertí en abuela y ya me preparo para vivirla a plenitud con mi pequeña familia”.  

Comenta Mavis Stella quien para este 24 de diciembre su noche buena se traslada al hogar en el que Lizeth y Edilberto celebraran el nacimiento del Niño Jesús junto a su pequeño regalo de Dios.

Emiliano su nieto ha acaparado toda su atención y espera con su experiencia poder orientar a su hija para ser una buena madre.

“La navidad siempre la dediqué a mi hija, con mis costumbres, en que lo más importante era el compartir con la familia, hacer nuestra cena, nuestra oración a Dios y un brindis, mi hija siguiendo esta tradición junto a su esposo han dispuesto todo para regalarle a Emiliano su primera navidad y ya desde el 23 los regalos reposan debajo del árbol para nuestro niño”.

Además, considera que lo primordial es pedir a Jesús que nazca en el corazón de cada ser humano y darle gracias por su presencia. “Emiliano llegó en esta  época bonita y ya nos estamos preparando para vivirla con él, queremos darle amor, por eso se lo estamos entregando a nuestro Señor Jesús para que él lo ame más que nosotros, porque es Jesús quien nos permite amar a Emiliano”, puntualizó Mavis Stella Granadillo Peñaranda

-Publicidad-
Compartir
Maybelys Ávila Barona - Periodista LGH
Comunicadora Social, Periodista, especialista en trabajo sociales y comunitarios. Correo: educacionysalud@laguajirahoy.com