La pequeña Maryori Epiayú y su mamá Anaselia Epiayú, momentos en que recibieron la visita de las una de las tías

Por Juan José Parra Ríos.

En el mundo existen fechas patronales, la mayoría de los seres humanos viven y veneran las festividades en honor a algo o alguien, ante esta coyuntura a muchos niños les llaman por el nombre de quien se rinde honor en este día particular.

El hospital Nuestra Señora de Los Remedios fue testigo,
la madrugada de este martes, del nacimiento de dos niñas de la etnia Wayúu. Las mujeres cuyas semanas de gestación ya estaban completas, se encontraban en sus hogares celebrando el nacimiento del niño Jesús cuando los dolores de parto aparecieron.

-Publicidad-

Ceneida Fernández, oriunda de Riohacha, de la ranchería del sector de Rumonero, vía a Valledupar, es una de ellas, cuyo trabajo de parto inició la noche del 24 de diciembre, pero no fue sino hasta las 3:45 de la mañana del 25 de diciembre cuando dio a luz a una niña quien midió 45 centímetros y pesó 2.700 gramos. Ellas se encuentran en el hospital y los padres aún se están en la búsqueda del nombre para la infante.

Por otra parte, Anaselia Epiayu de 24 años de edad, dio a luz a una niña a quien llamaron Maryori Epiayu, ésta midió 50 centímetros, con un peso de 2.700 gramos, esta pequeña vio la luz del mundo a las 6:52 de la mañana, del 25 de diciembre.

Cuenta Anaselia que se encontraba en la ranchería La Gloria, vía a Maicao, hablaba con su esposo, Alfredo Epiayu, dentro de su vivienda cuando le dieron los dolores de parto cerca de las 12:00 de la mañana.

Ceneida Fernández se encuentra en recuperación junto a su pequeña.

El ginecólogo Jorge Borrego, junto al equipo de trabajo que se encontraba de guardia, fue quien atendió a las madres y ayudó a las pequeñas a llegar al mundo. Según lo expresado las niñas cuentan con buen estado de salud.

Algunos presentes comentaron al equipo periodístico de La Guajira Hoy quienes llegaron hasta el hospital, que en años anteriores, los niños que nacían y pasaban la noche del 25 de diciembre, recibían obsequios por parte de la fallecida exdiputada Isabel López, quien todos años hacía esta labor altruistamente regalando alegrías, pero lamentablemente, López falleció hace dos años de cáncer y nadie la ha suplantado.

Las madres estaban expectantes y a la espera de alguien que realizara esta labor social en nombre de alguna entidad del gobierno. De igual forma se supo que durante la noche de celebración de La Navidad, no ingresó ninguna persona lesionada con pólvora, el cuerpo médico continúa atento a cualquier novedad que se pudiera presentar.

-Publicidad-
Compartir