Las nuevas estrellas guajiras del fútbol nacional llegaron a Riohacha donde compartieron con su fanaticada.
-Publicidad-

Por Ernesto Rutto.

Los partidos amistosos de fin de año se siguen realizando en todo el territorio nacional, donde las grandes figuras del fútbol mundial aprovechan las fechas decembrinas para estar cerca de los suyos. La Guajira no es ajena a este fenómeno.

El pasado domingo 23 de diciembre se realizó el partido de las estrellas guajiras, donde dijeron presente muchos jugadores del pasado, presente y futuro del balón pie peninsular, llevado a cabo en el Estadio Federico Serrano Soto, en Riohacha.

-Publicidad-

La máxima figura presente en el campo sin duda alguna fue el barranquero Luis Fernando Díaz, goleador del Junior de Barranquilla con 10 tantos en la liga, los cuales fueron fundamentales en la obtención del título que lo proclama como mejor equipo de Colombia.

Luis Diaz, Jeider Riquet y Jhonantan Pérez posaron para ser fotografiados por sus fanáticos.

También estuvo presente Jeider Riquett, defensor central de La Equidad, conjunto capitalino quien fue líder en el todo contra todos. Así como el fonsequero Jhontan Segundo Pérez, lateral izquierdo del América de Cali. Todos titulares inamovibles.

Los que limitan en el extranjero no se quedaron por fuera. Oscar Movíl, delantero al servicio del fútbol de Centro América, al igual que Julián Agresot, del Deportivo Sabio. Desde Argentina llegó Yilmar Celedon, extremo al servicio de las juveniles de Newell’s Old Boys. Los tres riohacheros.

Yilmar Celedon fue condecorado por la organización.

Desde muy temprano la grada de sombra tuvo un aforo total, en la que su mayoría fueron niños ansiosos de conocer a sus ídolos. El espectáculo no se hizo esperar, en los primeros minutos del primer tiempo Agresót abrió el marcador.

En el segundo tiempo Oscar Movil amplia el marcador. Antes de que el arbitro diese el pitazo final, aparecería Edwin Movil, quien recibió el esférico en el lado izquierdo luego de un tiro de esquina y en una maniobra exquisita hace una chalaca, para mandarlo a guardar y poner el 2 por 1 final.

Los presentes disfrutaron de un excelente partido de fútbol.

Luis Díaz no pudo anotar ningún gol, pero cada vez que tomo el balón fue un espectáculo, dejaba tirado a más de uno por la banda, como si estuviera jugando en el patio de su casa. 

-Publicidad-