Corrían las 7:20 de la noche de este lunes cuando vecinos de la carrera 12 entre calles 33 y 34 del barrio Los Olivos escucharon un disparo, por intuición las miradas se dirigieron al sector en donde hubo la detonación. Observando que viene saliendo un joven delgado, se sube a una motocicleta y emprende su marcha.

Minutos después los vecinos más cercano se dirigen hacía el mismo lugar y observan tendido en el piso, con un tiro en la cabeza a Víctor Diago Cardozo, conocido hombre de radio y del gremio de las comunicaciones. El hecho ocurrió justo en su lugar de residencia, ubicada en la parte lateral derecha de la iglesia Divino Niño.

Se presume que el gatillero entró hasta el lugar donde residía Víctor Diago y parece ser que entablaron una conversación, porque muchas personas observaron al motorizado esperar en la esquina.

Se conoció que Víctor Diago Cardozo era oriundo de Aracataca Magdalena y vivía solo en el apartamento donde le dieron muerte. Era profesional de producción audiovisual, se desempeñaba como locutor y presentador de eventos, por varios años se desempeñó como locutor de RCN Riohacha y también laboró en la emisora de la Policía Nacional en la capital de La Guajira.

Algunos presentes indicaron que el occiso, había participado la noche del domingo como presentador oficial del festival de música vallenata denominado La Pajará, esto fue confirmado por el presidente del certamen Euclides ‘Quille’ Redondo Peralta quien también se mostró conmovido.

A la escena del crimen llegaron las autoridades policiales a realizar el levantamiento del cuerpo y recoger algunas evidencias. El secretario de gobierno distrital Ronal Gómez también hizo presencia en el lugar y se mostró contrariado ante esta situación.

Este hecho aumentó el repudio y consternación de los riohacheros quienes en 9 días han sido testigos de 10 muertes violentas entre ellas, algunas
personas reconocidas de diferentes ámbitos de la sociedad.

Desde la sala de redacción de La Guajira Hoy, dirigimos nuestras sentidas condolencias a sus familiares y nos unimos al dolor que hoy nos embarga como gremio periodístico.

-Publicidad-