Martha Lucía lleva cinco años al frente de la empresa suministradora de energía, la cual a comandado con firmeza y disciplina.

Hace tres años aproximadamente, esta mujer riohachera asumió la responsabilidad de dirigir y coordinar los trabajos de la empresa  Electricaribe en La Guajira, aunque asegura que no ha sido una tarea fácil, señala que “el esfuerzo ha sido grande, aunque mucha gente no lo vea”.

En sus genes lleva la esencia de dos pueblos que tienen una riqueza cultural; su abuela materna, Nelis Medina, es de Monguí y junto a sus tías ha participado de la tradición del festival del dulce de leche en esas tierras, de ellas heredó el amor por su trabajo y el emprendimiento como aporte a la economía del hogar con el objetivo de hacer de sus hijos, hombres y mujeres profesionales.

Con orgullo también destaca las raíces que tiene de las mujeres de Machobayo, tierra de María Carrillo, su abuela paterna de quien tomó el ejemplo de trabajar toda su vida con el propósito de sacar adelante a sus hijos y ser apoyo para sus nietos, a ella la recuerda con cariño.

-Publicidad-

En su memoria siguen las enseñanzas de sus padres David Iguarán y Melvis Daza sobre todo lo que un ser humano necesita en su preparación para ser adulto. “Me inculcaron valores, me prepararon a partir de mis estudios, para desarrollarme como profesional y ser al mismo tiempo esposa y mamá”, expresó.

Asimismo, se describe como una persona tímida pero optimista, con disposición al cambio, pues  tiene presente que en la búsqueda de resultados diferentes, es necesario hacer cosas  distintas.

En sus cualidades también resalta que es hogareña, dedicada a sus hijos Alejandro y Fernando, también a su esposo Jorge Mario Bermúdez, con quien comparte su vida desde hace 8 años.

Esta economista de profesión, trabajó durante siete años en el sector financiero, se considera una mujer trabajadora, decidida, de mucha fe, familiar y convencida de que siempre se debe tener un plan de vida.

Sus estudios de primaria los realizó en la Escuela Rural Mixta de Monguí, luego el bachillerato en el Colegio Sagrada Familia de Riohacha, su pregrado fue en la Universidad Santo Tomás, más adelante hizo un postgrado en Gestión Humana en la Universidad Autónoma de Bucaramanga, recalca que siempre fue buena estudiante y tuvo afinidad por las áreas relacionadas con los números como matemáticas, financiera, entre otras.

Su día a día transcurre en elaboración de planes conjuntamente con las áreas de apoyo y realizar seguimiento a los mismos, buscando la atención de las necesidades de los usuarios, así como la mejora en el indicador de recaudo de la compañía, impulsando la gestión de recuperación de cartera de entidades oficiales, acueductos y hospitales.

Ser parte de Electricaribe le ha permitido recorrer, en compañía de su equipo de trabajo los 15 municipios del Departamento, conocer y dialogar con líderes y autoridades de las distintas comunidades “buscando el gana – gana para ambas partes, con este relacionamiento se informa a la comunidad los retos y desafíos que como empresa de energía eléctrica afrontan” detalló Iguarán Daza.

Para esta líder la clave esta en el trabajo en equipo y el acompañamiento constante.

Dentro de su rol es fundamental la comunicación con el público de interés lo que le ha permitido ante fallas en el servicio de energía, enterarlos de las labores que ejecutan ingenieros y técnicos aún en condiciones adversas. “con el objetivo de restablecer en el menor tiempo posible el servicio de energía a la comunidad”.

Destaca que el equipo de trabajo en el que siempre se apoya “está altamente capacitado, son comprometidos y poseen una experiencia que permite encontrar soluciones a escenarios presentados en algunos momentos”.

Expresó que ama a su familia, su trabajo y se mantiene focalizada siempre en el logro de sus sueños, representados en el bienestar de su familiar y continuidad de seguir aportando un grano de arena en el desarrollo de La Guajira.

-Publicidad-