Miembro de las comunidades recibieron la certificación de la mano de las autoridades locales y de Fundación Cerrejón.

Cerrejón y su Fundación realizaron la entrega de certificaciones e intercambio de experiencias con más de 80 personas beneficiarias del programa de Desarrollo de Capacidades Comunitarias, quienes durante 2018 participaron de los planes de capacitación en control social y formulación de proyectos.

En el evento que contó con la participación de funcionarios de las administraciones públicas de Uribia y Barrancas y la Contraloría Departamental de La Guajira, prevalecieron la autogestión y el empoderamiento de sus participantes.

De esta manera, la Empresa busca contribuir a la generación de cambios que permitan aumentar la capacidad propositiva de los lideres propendiendo el mejoramiento del bienestar comunitario; promover el desarrollo de capacidades a través del acompañamiento y gestión; así como fomentar que las comunidades mediante estos procesos se vuelvan dueñas de su destino y logren hacer frente a las necesidades más apremiantes.

-Publicidad-

Por su parte, Evencio de Jesús Uriana, autoridad tradicional del resguardo indígena Provincial, afirmó que “estoy muy contento de estar en compañía de la Fundación Cerrejón, la cual ha mantenido su buena voluntad de preparar a nuestros jóvenes para el futuro; el Resguardo había soñado con tener esa herramienta tan importante como es la veeduría ciudadana integrada por nosotros mismos. Hoy solo me queda agradecerles por tenernos en cuenta”.

Cabe mencionar que Cerrejón y su Fundación, desde 2014 vienen desarrollando acciones de generación de capacidades como parte del fortalecimiento comunitario, con la que se han beneficiado más de 300 miembros de comunidades vecinas a su operación.

Asimismo, durante el periodo de implementación, a través de la metodología “aprender–haciendo”, se han alcanzado resultados diferenciados entre los grupos, que van desde procesos de formación culminados a satisfacción, pasando por la formulación y aprobación de proyectos, hasta la consolidación de grupos de control social sobre la inversión pública, en los cuales la comunidad participa activamente desde la identificación de necesidades, formación, construcción y gestión de las mismas.

-Publicidad-