El malestar de los usuarios de Viva Air sigue creciendo en el departamento de La Guajira.

Con el inicio de los vuelos de Viva Air desde el aeropuerto Almirante Padilla de Riohacha el pasado 20 de diciembre, se pensó que mejoraría el servicio de transporte aéreo, pero para muchos usuarios no, más bien en muchos casos se ha convertido en un dolor de cabeza.

Si bien es cierto que adquiriéndolo con tiempo el pasaje de Riohacha a Bogotá y viceversa cuesta 98 mil pesos, pero si pasajero se descuida termina pagando más que los usuarios de la otra empresa que hace rato tiene el monopolio de la ruta en mención.

Usted como pasajero de Viva Air solo debe llevar un objeto, llámese maleta o bolso, éste no debe exceder los 10 kilos y tampoco las medidas de 40x35x25 cm, de lo contrario deberá pagar por el servicio de equipaje adicional, ya sea equipaje en cabina o en bodega.

-Publicidad-

Igualmente, la empresa le exige al pasajero que lleve el check-in impreso, si usted lo lleva en el celular debe cancelar 25 mil pesos; como también se debe estar en el counters de Viva Air dos horas antes de la salida del vuelo, de lo contrario se quedó.

Xiomara Hernández

El counters de Viva Air en Riohacha solo está habilitado media hora para atender a los pasajeros, luego los empleados desaparecen del lugar y se van para la sala de abordaje. Si usted allá los logra ubicar, debe pagar un adicional, porque para ellos se perdió el vuelo, independientemente que haya llegado la aeronave o no.

Esta experiencia la vivió Xiomara Hernández, quien perdió el vuelo porque no llegó antes de las dos horas «es un robo disimulado que tiene la empresa Viva Colombia, llegué una hora antes y perdí el vuelo».

La pasajera debió reprogramar y al final pagar por el tiquete más de medio millón pesos para viajar de Riohacha a Bogotá. «Así que sí usted va viajar con esta empresa piénselo dos veces», aseguró Hernández.

Ramiro Barreiro

Por su parte, Ramiro Barreiro también debió quedarse en Riohacha y manifestó que esa falta de comunicación que tiene la empresa no le hace nada bien el Departamento. «Hice check in, fui a la sala de espera y por la falta de información llegue fue a la de Avianca, pero no encontré un tablero que me orientara que debía hacer», dijo.

-Publicidad-