Haffith David Arregoces Martínez, anhela convertirse en un gran interprete de la música vallenata y para eso se ha venido preparando con mucha dedicación.

Desde temprana edad Haffith David Arregocés Martínez  ha dedicado su tiempo a la preparación de su habilidad en el canto, además de instrumentos musicales y en el colegio siempre lo vieron con gran potencial para la música, sin saber que a muchos guajiros les gustaría su ritmo y presentación en el escenario.

A sus 15 años, su vida ha transcendido iniciando como acordeonero, logrando entrar a los cuatro años de edad a la escuela Senderos de Acordeones del Distrito. Es hijo de Carmen Martínez y Rubén Darío Arregocés y el mayor de dos hermanos.

De niño recibió como regalo un acordeón y fue en el colegio en donde descubrieron su talento para el canto, luego de que sus profesores y compañeros de estudio lo incitaran a cantar para ellos, diciéndole: “Cante, cante, que usted tiene talento”, recibiendo siempre buenos comentarios en los pasillos de la Institución.

-Publicidad-

Un día al llegar a su casa Arregocés le comentó a su madre: “Mami, en el colegio me dicen que cante, que tengo talento para esto” y a medida que el tiempo transcurría, Haffith le gustó más el canto que tocar el acordeón, siendo así, que el intérprete conoce más su habilidad por el canto.

Para el 2016,  se abrieron las inscripciones en el concurso  infantil, La Voz Kids y con varios años de experiencia su anécdota fue grabarse él mismo un pequeño video y enviarlo a los jurados que calificarían esta presentación de Martínez, a lo cual le respondieron que no pasó, por no contar con tanto talento.

En el  año 2017, siguió insistiendo y volvió a enviar los insumos para ser partícipe de este concurso, por contar con experiencia, Haffith no logró entrar en el. Explicó: “Me dijeron que buscaban a chicos que no tuvieran larga trayectoria en escenarios”. Los organizadores se comunicaron con su mamá para hacerle saber el talento que tiene su hijo, pero buscaban otros perfiles para el canto, pero sus ganas por seguir cantando no se quedaron acá.

Inició como corista en una agrupación reconocida de  Riohacha, llamada Los Reyes del Sabor, a finales del 2017 sale de esta agrupación y a principios del 2018, canta en escenarios en compañía del acordeonero, Manuel Alvarado, allí por primera vez cantó y subió videos por las redes sociales, llegando a las mil reproducciones.

Martínez afirma que “soy cantante y músico gracias a Dios, asimismo, le agradezco por mis experiencias y anécdotas de compartir con personalidades de Colombia del género del vallenato, tengo familiares músicos, he cantado y compartido escenarios con el Mono Zabaleta, Elder Dayan y Rolando Ochoa”.

Todas estas experiencias le han dejado lecciones de vida a nivel personal, pues indica que aprendió como debe de manejar su voz a su corta edad, la humildad y sobre todo, a cuidar su imagen.

El sueño de Haffith es llegar a ganarse un Grammy para él y Colombia, por lo que actualmente estudia en una reconocida escuela de música de  Riohacha, en el próximo mes de marzo tiene anhelo en participar  en el festival Francisco el Hombre y luego lanzará su primer sencillo discográfico.

Finalizó diciendo que siente admiración por el fallecido Martin Elías y por la fama que generó en su sólida carrera.  

-Publicidad-