Hospital Nuestra Señora de los Remedios de Riohacha.

A diferencia del cierre de año del 2017 al 2018, estos tres últimos días (31, 01 y 02) no se han presentado casos de homicidios, ni muertes naturales en Riohacha, lo que representa un descontento en los dueños de funerarias en la ciudad.

La última muerte que se reportó en el Distrito fue el homicidio del ex policía, Carlos José España, ultimado el pasado 30 de diciembre, desde entonces sólo se han presentado casos de intolerancia, pese a que eran días muy movidos en la ciudad.

Por su parte, las consecuencias severas por fuegos pirotécnicos y riñas no se hicieron esperar, así se confirmó en entrevista con el personal médico que asumió el turno desde las 7:00 p.m., del lunes hasta la 1:00 p.m., en el hospital de Nuestra Señora de los Remedios de Riohacha.

-Publicidad-

La médico cirujano, Nadine Gómez precisó que en el turno ingresaron solo cuatro personas heridas con armas blancas y de procedencia venezolana. “No hubo heridos por arma de fuego. Y por fuegos artificiales hubo un niño de 11 años de edad quemado por artefacto explosivo que le afectó el globulo ocular izquierdo, ocasionándole la pérdida de la vista”.

En la noche del 31 estuvo regular la afluencia de pacientes, pero a partir de las 2:00 de la madrugada empezó a moverse el área de urgencias.

Por otra parte, el personal de la funeraria tampoco descansó y estuvieron pendientes de cualquier caso de muertes en la ciudad. El propietario de una reconocida funeraria de Distrito, Alcides Rafael Santana Vega indicó que estuvo un rato compartiendo con su familia, pero que a las 4:00 a.m., ya estaba de nuevo en el negocio, pendiente de cualquier caso.

Alcides Santana

“Gracias a Dios amanecimos sin muertes violentas, porque en comparación de inicios de año del 2018, se reportaron muchos casos de homicidios y eso alarmó a la colectividad, y así como también se disparó en diciembre del año pasado”, aseveró Santana Vega, reconocido por los riohacheros como “El Mono”.

-Publicidad-