Fabio Aristizábal
-Publicidad política pagada-

Una mesa de trabajo se realizó en Riohacha para implementar acciones que le han permitido no solo robustecer las medidas de control y evaluación a los actores que intervienen en el aseguramiento y la prestación de los servicios, si no identificar las malas prácticas, generar compromisos y ordenar las sanciones correspondientes a quienes vulneren los derechos en salud de los Guajiros.

Entre 2016 y 2018, la Entidad ordenó sanciones por un total de 2.734 millones de pesos, por temas relacionados con el incumplimiento en la implementación de acciones respecto al tema de desnutrición.

“Continuaremos siendo garantes para que el servicio de salud se preste en términos de calidad y oportunidad, como lo he manifestado en cada una de las visitas adelantadas al departamento, seremos implacables con la evaluación a los indicadores no solo de las EPS e IPS si no del trabajo que adelanten las autoridades para garantizar los derechos de los usuarios”, aseguró el Superintendente Nacional de Salud, Fabio Aristizábal.

-Publicidad política pagada-

En este sentido, y como parte de las medidas solicitadas por el Superintendente, desde el 2018 la Entidad cuenta con presencia permanente en el Departamento, a fin de realizar un seguimiento a los planes de mejoramiento a las problemáticas identificadas en La Guajira y garantizar de este modo la correcta prestación de los servicios a los usuarios en el norte del país.

Como resultado de los hallazgos identificados, las jornadas de diálogo con la comunidad y el seguimiento de los planes de acción evaluados, el Superintendente hizo una serie de compromisos que tienen como finalidad fortalecer las acciones de inspección y vigilancia desplegadas en la alta, media y baja Guajira.

-Publicidad-