Un paisaje diferente y más cerca del cielo está Angostura, bello lugar en el municipio de Hatonuevo.

“Si es necesario voy al Surimena, me acerco al Roche a Manantial, llego a Hatonuevo, me subo a la Sierra, hasta Angostura voy a llegar”. Así la describe un gran juglar de la música Vallenata, un compositor de compositores, destacado en el mundo por sus canciones y forma de describir cada frase o suceso, recordado por muchos; pero también olvidado: El finado, Leandro Díaz.

Angostura tal vez, solo se ha escuchado por esa canción que interpreta el maestro Jorge Oñate, donde el compositor fue ese hombre que supo librar la batalla y que jamás negó la existencia de Dios, el hombre al que su vista le fue negada para que no mirara; pero en recompensa obtuvo ojos del alma, describiendo  la biodiversidad  que guarda este hermoso lugar.

Su clima te abraza y el cantar de las aves, da paso a la nueva mañana, las montañas del horizonte, acarician las nubes y los árboles esconden en sus hojas, agua fresca. La Tierra que descubre  Plácido Duarte en 1856 y que  tuvo un gran  asentamiento de las negritudes colombianas que encontraron refugio en estas altas montañas.

Una casa de campo, así son las viviendas turísticas que existen en Angostura.
-Publicidad-

Caracterizada hace muchos años como una tierra rica en los cultivos de café, cacao, maíz, plátano, mandarina, naranja y piña. Angostura posee una gran diversidad en fauna y flora. Su puesta al turismo empieza a nacer transformando un nuevo contraste a lo que comúnmente se percibe con la zona desértica de la Alta Guajira.

Octavio Brito

Octavio Brito, habitante de esta vereda expresó que “Angustura es esa otra cara de La Guajira, muchos turistas conocen el Departamento por sus playas, zonas desérticas y nuestra cultura Wayúu; pero son pocos los que vienen a las provincias del Sur y es aquí donde podemos apreciar ese contraste que enamora y que aún nos queda por descubrir.

Estas montañas abrigadas de riquezas agrícolas, son arterias de la exponente Sierra Nevada de Santa Marta, conocida como una afluencia en reserva natural y además aplica una alta demanda turística.

Ubicada a unos 16 kilómetros del municipio de Hatonuevo, busca ser un lugar que acoja turistas de nivel nacional e internacional. Pese a que no ha sido catalogada aún como una reserva, sus habitantes y empresas del Departamento quieren fortalecer su zona turística, en proyección a ser reconocida por amantes de la naturaleza y excursionistas.

Brito también comentó que “nuestro principal problema era el acceso, pero pudimos culminar un 90 por ciento de la vía y hoy queremos apostarle al turismo, porque ya tenemos cabañas, lugar de paso o alojamiento, guías y poco a poco vamos incrementado ese gran deseo que es convertir a Angostura en un epicentro turístico de La Guajira”.

Su influencia cultural rige a través de las composiciones vallenatas, en que cabe resaltar a personajes como: Pastor Romero, Eugenio Vidal, Simón Bertis, que dejaron un gran legado en canciones y versos y que el día de hoy lo constituyen por medio de las fiestas patronales realizadas cada año los primeros días del mes de diciembre, en honor a la Virgen de Guadalupe, en donde se destacan concursos de canciones inéditas, piqueria y acordeón.

Actualmente los angostureros abren sus puertas para que se descubra la diversidad natural con la que cuentan y la que en su momento hizo alocución el hombre de Maltilde Lina.

-Publicidad-