Las actuales condiciones de sequía presentadas en el Departamento de La Guajira, han hecho que la empresa operadora del acueducto ponga en marcha actividades tendientes a minimizar los impactos que este fenómeno pueda generar en los servicios que presta en Riohacha.

Asimismo, se han realizado labores de limpieza de los módulos de producción de agua en la Planta de Tratamiento, como limpieza del desarenador y retiro de sólidos de la zona de la Bocatoma.

Para mayor control y conocer información real del caudal del río Tapia, a la altura de la zona de captación, se inició un monitoreo permanente que incluye mediciones periódicas del nivel de agua que tiene el cauce cada día.

-Publicidad-

De acuerdo con el seguimiento realizado durante las últimas dos semanas, se encontró que el nivel ha presentado altibajos notorios, sin que estos hayan sobrepasado los 3.000 l/s, que es el promedio habitual en esta zona del afluente, siendo el registro más alto de 20.278 y el actual de 2016 l/s., cual alerta sobre la rigurosidad que podrá tener el anunciado fenómeno del Niño en los próximos meses.

Esta situación alerta a la comunidad riohachera para que haga un uso eficiente del agua. Es fundamental que los controles de los depósitos funcionen adecuadamente y si no cuentan con estos dispositivos, hacerlos instalar para evitar los derrames que se presentan especialmente en horas nocturnas.

-Publicidad-
Compartir