La procesión como todos los años, es uno de los momentos en que la feligresía observa a su patrona y le acompañan durante el corrido realiza

Centenares de guajiros respaldados por un sol radiante, se reunieron este sábado en la plaza Padilla, de Riohacha para dar el recorrido de la procesión, en compañía de su patrona, la Virgen de los Remedios.

El desfile que salió alrededor de las 10:00 de la mañana desde la Catedral, aglomerándose a multitud de guajiros que residen dentro y fuera del Departamento, los cuales aprovechan la conmemorable fecha para retornar a su tierra y pedir milagros a la Virgen. 

Hilda Romero

Así lo expuso Hilda Romero, ama de casa, quien manifestó que sagradamente asiste cada año a esta festividad. “En compañía de mi familia vengo a esta procesión a acompañar a nuestra Patrona, porque así no lo enseñaron nuestros padres y es la forma de agradecerle por todos sus favores. Este año le pido por la salud y bienestar de todos mis familiares”.

Ricardo Suárez
-Publicidad-

Asimismo, Ricardo Suárez, quien se desempeña como conductor, contó que son más de 50 años asistiendo a la procesión. “Desde pequeño mis padres me traían y sigo asistiendo porque cada año recibo los milagros. Para este día vine a pedirle por el bienestar de todos los guajiros”.

Lisey Padilla

De igual manera, Lisey Padilla, expuso que cada 2 de febrero asiste a la procesión por amor a Riohacha. “Soy fiel con la Virgen, por eso hago la novena completa para que me guarde en salud y especialmente este año viene a pedirle por la paz de todos guajiros y de los venezolanos, porque lo necesitamos”.

Ismael Pinto, quien labora como curador urbano señaló que esta es la primera vez que asiste, pero espera seguir viniendo con su familia. “es una procesión  muy bonita que integra a todas las personalidades de La Guajira y aproveché para  pedir por los niños de este Departamento y que quien nos gobierne haga algo bueno por esta tierra y cambiemos la imagen negativa que tenemos en el resto del país”, declaró.

Ismael Pinto

Finalmente, un río de feligreses adornaron las calles del centro histórico de la ciudad, donde cada uno, como es costumbre  asistieron en su mayoría vestidos de blanco, como símbolo de la paz que les brinda su Patrona y en medio de la procesión, con voz de júbilo gritaban ¡viva la ‘vieja mello’!, mientras se aglomeraban para tocar la sagrada imagen.

-Publicidad-
Compartir
Evelin Barrios Florez - Periodista LGH
Comunicadora social y periodista, con énfasis comunitario y enfoque investigativo.